domingo 31.05.2020

Chau Macri

La fórmula Fernández-Fernández gana en primera vuelta las elecciones argentinas.

Con el resultado de las elecciones generales que le dieron la victoria al Frente de Todos, Argentina le dice basta a un modelo que produjo una catástrofe económica y social, sólo comparable con la que acabó con el gobierno de Fernando de la Rúa. Macri se va. Pero deja un país arrasado, al borde del abismo.

El marketing no pudo contra la realidad que con contundencia ya se había materializado en las urnas durante las primarias. Lo concreto aplastó a lo abstracto. La heladera vacía se impuso al palabrerío vacío que sirvió de sustento al oficialismo para construir la realidad virtual que hasta hoy replicaron en portada los medios hegemónicos.

El modelo neoliberal ha sido nuevamente derrotado en las urnas. El mismo modelo que está siendo enfrentado en las calles de Chile y Ecuador, ha recibido un duro revés en Argentina

Hasta último momento el ahora presidente saliente argentino intentó tapar el sol con la mano; y para ello utilizó toda clase de estratagemas. Pero no le sirvió ni el acompañamiento de sus periodistas de guerra, ni la estigmatización que estos hicieron del adversario, ni la persecución, ni la criminalización de oponentes. 

El modelo neoliberal ha sido nuevamente derrotado en las urnas. El mismo modelo que está siendo enfrentado en las calles de Chile y Ecuador, ha recibido un duro revés en Argentina. Macri se va. Llegó echándole las culpas al gobierno anterior y se va echándole las culpas al gobierno que llega.

El triunfo de Alberto Fernández es la clara señal de que el hambre no se puede negociar, de que la mentira sigue teniendo patas cortas. El triunfo de Alberto Fernández es el inicio de un nuevo ciclo progresista en la región.

Chau Macri