#TEMP
martes 17/5/22

El 'ABC' de la pobreza

Repasando los principales periódicos españoles observo la preocupación del diario ABC por las cifras de la pobreza en Argentina...

pobreza
Imagen tomada en Torremolinos, en Málaga. (Foto: Walter C. Medina)

Mientras España se cae a pedazos, el ABC se las apaña para dar una buena noticia. “España sale de la lista de países con más riesgo de infección al navegar por internet”

Repasando los principales periódicos españoles observo la preocupación de ABC por las cifras de la pobreza en Argentina. Bajo el título “La pobreza que esconde Kirchner”, Silvia Heguy -enviada especial de dicho diario-  describe con elocuencia las características de uno de los barrios más míseros de la capital argentina. “La villa 31 está situada a escasos metros de una de las zonas más caras de Buenos Aires”, escribe Heguy debajo de la imagen con la que su compañero, el fotógrafo Álvaro Ybarra Zabala, retrata la miserabilidad de este entorno porteño.

El texto de Heguy, publicado el pasado mes de junio, ahonda en los dramas personales de los habitantes de este sector de la ciudad, cuyo número de habitantes creció notoriamente durante la década de los '90, coincidiendo con el desarrollo de las políticas neoliberales aplicadas en el país por el ex presidente Carlos Menem, y que arrojaron como resultado más de 4 millones de nuevos pobres. Claro que este último dato que aporto no figura en el artículo del ABC, ya que la intención de este gran periódico español no es precisamente desacreditar las políticas neoliberales, sino hacer que el lector considere que estos pobres son responsabilidad de un gobierno que hizo lo contrario a lo que desde 2011 lleva haciendo el gobierno de Mariano Rajoy.

“Cuando el pasado 23 de abril Argentina dejó de publicar las cifras sobre pobreza, José Eduardo Echaniz desapareció de las estadísticas oficiales. Pero su coche sigue dando vueltas por las calle de Buenos Aires en busca de cartones o algo de valor que aparezca en la basura”, relata Heguy, quien además asegura que “el gobierno no solo tapa la realidad, sino que ha creído que había menos pobres y por lo tanto no vio necesidad de implementar políticas sociales”.

El texto continúa con una serie de explicaciones -absurdas en su conjunto- acerca de esta realizad que, desde tiempos remotos, asola a la Argentina y a la mayoría de los países de la región. Tirando de entrevistas y testimonios de carenciados, Herguy menciona al encarecimiento del costo de vida como uno de los factores determinantes en el incremento de familias pobres.

Pero “La pobreza que esconde Kirchner” no es el único motivo de desvelo del ABC. Con la firma de Carmen de Carlos, y fechada el pasado 2 de septiembre, el gran periódico español colocaba en su portada un artículo titulado “Desveladas en un libro las mentiras de Cristina Fernández de Kirchner”, nota mediante la cual el ABC reproducía las elucubraciones de Laura Di Marco, periodista que al parecer ha descubierto que la presidenta argentina “padece bipolaridad, egocentrismo patológico e hiperestrés”. 

Desde mi absoluta ignorancia respecto de los parámetros que se establecen en ABC a la hora de seleccionar material periodístico, me pregunto cuál será la intención de este gran periódico español. Dicho de otra manera, me intriga sobremanera su preocupación por los pobres argentinos, teniendo en cuenta que a esos miles de nuevos pobres españoles que engendró el gobierno del PP no ha dedicado ni una sola línea en muchos meses. Ni un sola a esos miles de desahuciados que cada día engrosan la lista de quienes duermen a la intemperie, ni una sola línea dedicada a los indigentes multados por pernoctar en la calle, nada respecto de la aniquilación de miles de puesto de trabajo que promovieron notoriamente el aumento de la pobreza española, nada acerca del gigantesco retroceso en los derechos del ciudadanos que ha empobrecido a los ya pobres españoles, ni un sólo titular que ahonde en la estafa que el gobierno de Rajoy cometió en perjuicio de su propio pueblo y cuyas consecuencias puede observar cualquier hijo de vecino.

Está muy bien que el ABC muestre su preocupación por los pobres argentinos. Lo que no veo muy cristiano (para seguir la línea editorial del periódico en cuestión) es que este distinguido medio ignore por completo la existencia de los pobres que se reproducen cada día en sus propias narices. Nada, como si no existiesen. Como si únicamente viajando a Argentina se pudiese mostrar la pobreza, como si las estadísticas que indican que uno de cada cinco españoles son pobres, no significara nada; como si los pobres de un lado del Atlántico fuesen más dignos que los del otro lado (al menos a este lado aún no se multa al indigente por no poseer un techo en donde dormir, al menos a este lado del Atlántico algunos pobres ya aprendieron cómo se incrementa la pobreza cuando los gobiernos pactan malsanas alianzas con los poderes económicos; a este lado del Atlántico el pobre más viejo puede ya advertir las consecuencias de un país sin Educación, el pobre más listo sabe que si el país se agacha ante los intereses de los grandes grupos empresariales, será él quien pagará las obligaciones contractuales. Porque ser pobre a este lado del Atlántico –y a estas alturas de la historia-  implica también el conocimiento de los verdaderos factores que determinaron su  situación).

Tampoco hay nota, artículo o promoción de libro de nadie que resalte las patologías -que las tiene de sobra- que describirían perfectamente a Mariano Rajoy, nadie que se atreva a ahondar en ese narcisismo, en esa pérdida del principio de la realidad, en esa bulimia financiera o en ese trastorno lingüístico que afecta al presidente de gobierno español. A las mentiras de Mariano, tampoco dedica el ABC ni un solo titular.

Mientras España se cae a pedazos, en su portada de hoy, 1 de diciembre de 2014, el ABC se las apaña para dar una buena noticia. “España sale de la lista de países con más riesgo de infección al navegar por internet”. Y con esto queda demostrado que su eslogan, “El gran periódico español”, lo define a la perfección. O al menos da una cabal idea de la pobreza que lo caracteriza.    

El 'ABC' de la pobreza