Nuevatribuna

Incoherencias por poder

Partido Popular y Ciudadanos gobernarán Andalucía con quienes critican el islamismo y financian el 80% de unas elecciones a través de un grupo islámico que esperemos no se conviertan en inversores ni vayan a bodas u otros eventos

Por José Bujalance | Parece muy lógica la intención de "levantar alfombras" en la Junta de Andalucía, si bien resulta incoherente que lo ponga en marcha Bonilla, nuevo Presidente andaluz que, cuando consiguió hueco en el organigrama del PP en 2003 cobró casi 18.000 como sobresueldo. En 2004, sin escaño (antes lo tuvo por Cantabria) pasó a cobrar casi 60.000 euros, todos llegados de Génova, y los dos años siguientes, 2005 y 2006, la compensación le subió de manera espectacular, hasta ingresos que superan los 92.000 y los 94.000 euros.

En 2007 el PP complementó su sueldo de Diputado con más de 46.000 euros y, ya en 2008, mientras la población sufría la crisis, le llegó de Génova más 50.000 euros; en 2009 añadió al salario del Congreso a través de su partido otros 74.000 euros, y ya en 2010 fueron 75.000 euros los que le dio su partido.

El ya Presidente andaluz, de la casta de los campesinos emigrados, estuvo cobrando sobres de sobresueldos, compensación o por representación del partido desde el año 2000 hasta el 2011 -documentalmente probado- casi 600.000 euros.

Es, sin duda, una incoherencia que Ciudadanos establezca una relación con el partido que lidera Santiago Abascal, pues como liberales deberían estar en contra de cualquier nacionalismo, mucho más si es radical como el de Vox, pero además supone una distorsión de su manifiesto fundacional, donde defendía el "desarrollo del actual régimen de las autonomías".

Ciudadanos nunca será defensor de la igualdad, del feminismo, pues su lógica económica defiende la legalización de la prostitución o los vientres de alquiler. Apuesta por el aborto legal pero no gratuito, dentro de unos plazos y de manera segura en la misma línea que el Partido Popular, si quieres abortar puedes mientras tengas dinero. La formación naranja llegó a negar el significado último del concepto “violencia de género”, abogaba por entenderla como “violencia doméstica” y “acabar con la asimetría penal por cuestión de sexo” de la Ley contra la Violencia de Género, con el objetivo de “igualar las penas con independencia del sexo del agresor”.

Ciudadanos se cobrará en recortes de libertades y derechos y, por supuesto en servicios sociales, beneficiando a las clases privilegiadas, de alto poder adquisitivo, empresas y empresarios, nunca a la clase trabajadora y mucho menos a las mujeres (violencia de género, brecha salarial, etc). Los vaivenes en busca del voto son casi tan ridículos como muchos de los titulares que sus principales líderes han tuiteado y por los que han recibido múltiples lecciones, tanto de Historia como de Derecho, entre otras.

Entrar en el Gobierno autonómico a través de un pacto con el PP que a su vez ha firmado otro pacto con Vox, descalifica a Ciudadanos. Es una incoherencia y les resta autoridad moral por mucho que renieguen de estar en el Gobierno con los votos/acuerdo de la ultraderecha a quienes entregan ambos, PP y Ciudadanos, el control de las decisiones cruciales de la legislatura del Ejecutivo andaluz.

Sin duda, la coherencia la personifican unos políticos cuyas ansias por gobernar denotan que necesitan el ruido mediático para esconder sus sobres y demás hedor a cloaca, por lo que es mejor pactar con la ultraderecha, que es el aval político más común en toda Europa, mientras critican pactos con otras fuerzas nacionalistas

Partido Popular y Ciudadanos gobernarán Andalucía con quienes critican el islamismo y financian el 80% de unas elecciones a través de un grupo islámico que esperemos no se conviertan en inversores ni vayan a bodas u otros eventos.

Tendrán unos socios muy coherentes, quieren reponer la mili cuando su líder se libró a base de prórrogas, muy y mucho español.

Bonilla y Marín son muy coherentes firmando acuerdos con quienes quieren quitar la ley de violencia de género sin saber las mujeres que hay protegidas en Andalucía (alrededor de 15.000) mientras se dicen constitucionalistas y defensores del Estado de Derecho.

El tándem neocon/neoliberal critica ayudas públicas al mamoneo y abrazan políticamente a quien su última fundación sólo tenía dos trabajadores, ni un solo trabajo demostrado y se metía 80.000 euros de sueldo, otra rana del estanque enfangado que conocemos ya en Madrid, Valencia, Baleares, Murcia, etc. El Presidente por sorpresa de Dios y el Vicepresidente "sin nombre" a pesar de su nacional-populismo son, sin duda, muy coherentes llegando al gobierno andaluz sin andalucismo, gracias al apoyo de quienes quieren quitar autonomías a pesar de tener un líder que ha vivido toda la vida del mamoneo. Todo muy coherente lo de estos señores (feudales)... y muy franquista... pero de casta les viene, no?