martes 22.10.2019

La guerra del petróleo

Por Norberto Marrero | Con la extracción de petróleo, Canarias correrá con todos los riesgos y los beneficios serán mínimos...

Hace ya unos años se especulaba con que en aguas canarias existía petróleo, recordemos que las aguas canarias no existen como tal, al ser las islas una pseudo-autonomía y como tal no puede tener aguas territoriales, para tener aguas territoriales debería ser un estado independiente.

Después de muchos debates, el estado español otorga una licencia de extracción/explotación a la compañía Repsol, la cual está acusada en muchos de los lugares que se ha instalado de no respetar el ecosistema que les rodea. Esta licencia de explotación va en contra de la soberanía de un pueblo que en su inmensa mayoría no quiere que en su territorio hagan semejante desastre.

A los que me digan que no es la mayoría del pueblo el que está en contra, les recuerdo que las islas afectadas principalmente (aunque lo serán todas), Fuerteventura y Lanzarote, sus cabildos, los cuales representan a la mayoría de los habitantes están en contra de esa extracción y han denunciado la otorgación de esta licencia la cual pisotea los derechos de un pueblo.

El estado español está actuando como lo hacían hace siglos, llegamos como somos más fuertes les robamos e imponemos lo que nosotros queremos, pero se olvida que el pueblo canario es un pueblo noble y tranquilo, pero que estamos llegando a un punto de no retorno ante los pisotones al cual nos están sometiendo.

Yo les pregunto ¿Por qué no se respeta la voluntad del pueblo? Las islas están luchando por mantener un modelo económico basado en el turismo, una industria que deja en las arcas del estado español millones de euros, un pueblo que quiere proteger su ecosistema su identidad.

¿Qué beneficios nos otorgará a nosotros los canarios la extracción?

La creación de puestos de trabajo, cuando sabemos que eso es falso, ya que la extracción no creará empleo primero porque las plataformas petrolíferas ya tienen su personal cualificado y segundo porque Canarias no tienen los astilleros preparados para supuestamente las reparaciones que realizarían.

¿Impuestos? Sí, esos impuestos serán cuantiosos y jugosos pero... ¿a que no saben que esos impuestos se pagarán en Madrid?

Canarias no verá ni un solo euro de esos impuestos, bueno sí, las limosnas que nos den desde el estado español.

¿Qué perjuicios nos traerá?

Las aguas que rodean el archipiélago son únicas en su biodiversidad y la contaminación que traerá esa extracción conllevará que esas aguas estén contaminadas para las especies que están en la zona.

El turismo que viene a las islas vienen a disfrutar de nuestras costas y dudo que vengan a playas que estén contaminadas o tengan plataformas en el horizonte será la destrucción de nuestra principal industria.

Si se produjera un vertido y se contaminaran las aguas, ¿recuerdan de donde sacamos los canarios el agua? desalamos el agua, con el agua contaminada nos quedaríamos desabastecidos, pero no importa, nos pasa a los canarios que somos la clase baja del estado español.

En resumen, para no alargar esto más, con la extracción de petróleo Canarias correrá con todos los riesgos habidos y por haber y los beneficios serán mínimos, se pisotearán nuestros derechos al no respetar la voluntad popular. Canarias dice no a la extracción de petróleo, nosotros apostamos por las renovables.                                 

La guerra del petróleo