sábado 16.11.2019

La difícil tarea de gobernar

Sólo se puede gobernar un pueblo ofreciéndoles un porvenir y un jefe es un vendedor de esperanzas

Por Juan Tejera | "Todo soldado francés lleva en su mochila un bastón de mariscal" cita de Napoleón Bonaparte y, en nuestro país, muchos de los españoles tenemos soluciones acerca de la manera adecuada sobre como dirigir el país, ganar el partido de su equipo o selección, etc, Solamente voy a tratar de reflexionar sobre algunos aspectos que nos ayuden a entender este complicado mundo.

Tengo la convicción de que los últimos gobiernos constitucionales han tratado de hacerlo lo mejor posible, pero también con aciertos y errores y que es notorio que se han visto obligados a tomar medidas contra su voluntad, por circunstancias económicas o de diferente índole.

Los gobiernos anteriores eran gobernados por partidos unas veces con mayorías absolutas y otras simples, en cuyo caso tenían que negociar con partidos minoritarios, especialmente nacionalistas, para aprobar las distintas resoluciones a cambio de algunos beneficios para sus respectivas comunidades y muchos los citan como de aquellos polvos vienen estos lodos en relación con los problemas que en distintos momentos se producen en dos comunidades históricas.

Entre los problemas que preocupan a los españoles, los primeros son: paro, corrupción y clase política en general, aunque hay otros que también tienen su importancia como la independencia de Cataluña, que ha causado una importante crisis tanto económica como personal entre familias y amigos, la calidad del empleo y las pensiones. No obstante, no debemos olvidarnos que hay una que merece especial atención: la sanidad en donde en alguna comunidad autónoma se están produciendo  fallecimientos en urgencias, por falta de personal o de previsión.

En cuanto al intento de resolución de los problemas, quisiera señalar algunas de las medidas que se están tomando:

Con respecto al desempleo.- Convocatoria de 4725 plazas de empleo público de 28/01/18.

En lo que se refiere a la corrupción.- La que se produce en torno a los partidos políticos, no soy partidario de penalizarlos como entidad, porque son la esencia del sistema democrático, sino las personas que hayan incurrido en fraude, apartarlos y si han cometido delito juzgarles con las suficientes pruebas en los tribunales.

Por último, en lo que se refiere a la clase política. Nuestro país tiene el doble de políticos que Alemania con casi el doble de habitantes. También tiene más que Francia e Italia. Parece necesario un estudio por expertos, para tratar de establecer el número adecuado.

El sistema bipartidista que imperaba ha pasado a la historia, actualmente con cuatro partidos principales, de los que destacan dos, resulta muy difícil la gobernabilidad. Hace falta que prevalezca el interés de los ciudadanos y no el propio de los partidos para tratar de hacer un país habitable enriquecido con las peculiaridades de las diferentes comunidades, donde reine la paz, armonía y justicia social.

Por último, quisiera terminar con otras citas de Napoleón: “Sólo se puede gobernar un pueblo ofreciéndoles un porvenir” y “un jefe es un vendedor de esperanzas”. Añado que la esperanza sea sobre realidades posibles y no humo para ganar elecciones.

La difícil tarea de gobernar