<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 03.10.2022

El ruido (6)

Pienso que las personas que no dicen nada al hablar son las que más gritan cuando abren la boca. Gritar está en relación directa con decir nada...

Pienso que las personas que no dicen nada al hablar son las que más gritan cuando abren la boca. Gritar está en relación directa con decir nada. Cuanto más gritas, menos dices. Ésta es la regla, aprendida, no en un convento de cistercienses, sino mirando la cara de angustia de las personas gritonas.

Sería muy profiláctico que alguna vez la gente mirase a un gritón en plena faena ruidosa. Es todo un aprendizaje. Además de gratuito es imperecedero. Y, sería mucho más higiénico aún si nos grabasen la cara, sólo la cara y los ojos, cada vez que tronamos para defender cualquier cotufa ideológica o mermelada deportiva. Parece como si nos hubiéramos convencido de que aullando nos sentiremos millones de años más jóvenes.

La verdad. Me es imposible aceptar que una persona grite para decir, por ejemplo “Resulta extraño lo difícil que es tener eco en las cabezas más huecas”.

Hacerlo gritando, no es que desfigure la idea que en dicha frase se transmite, sino que la misma idea, revestida con el traje del grito, deja de ser tal.

Lo mismo pienso de un maestro. Sea del nivel que sea y asignatura impartida. Deja de ser tal profesional desde el momento en que, para explicar lo que otros han sabido antes que él, lo hace a grito limpio. Ni siquiera la Revolución Francesa, que tuvo que ser acontecimiento envuelto en un griterío descomunal, merece ser explicada mediante aullidos.

Esto es lo que debió de pensar un profesor, quien, según leo en un periódico italiano, ha denunciado ante las autoridades del ramo a una profesora de historia por superar los decibelios del aula a la hora de explicar a sus alumnos de Secundaria el Pleistoceno.

A las recriminaciones de sus compañeros, el profesor denunciante ha respondido: “Entre asesinarla y denunciarla, he optado por lo menos ruidoso. ¿He hecho mal? ¿O es que, vosotros, la hubiérais asesinado?”.

El ruido (6)