Nuevatribuna

Yo acerco, tú acercas…

En materia de terrorismo la política penitenciaria ha recibido el consenso de los dos partidos en la alternancia de gobierno: PSOE y PP/PP y PSOE, salvo algún caso muy puntual que ahora mismo no recuerdo. Dentro de esta política, y connivencia, se enmarca la dispersión o acercamiento de los terroristas etarras.

Con el cambio abrupto de gobierno, pasando de las manos del partido popular al socialista, da la impresión que se ha roto la complicidad. El rechazo del PP al acercamiento de dos terroristas a prisiones cercanas a sus lugares de origen familiar así lo manifiesta.

La historia cercana, casi de ayer, pone de relieve que las competencias para dar el visto bueno a las progresiones de grado, traslados y demás vicisitudes que afectan al cumplimiento de las penas de este colectivo, residía en la Subdirección General de Tratamiento y Gestión Penitenciaria, suprimida por RD 952/2018, de 27 de julio.

El citado Real Decreto, a la vez que suprime la mencionada Subdirección, crea la Dirección General de Ejecución Penal y Reinserción Social, a quien se le atribuye las competencias de la extinta y, bajo sus directrices, recibe el apoyo de la SG de Medio Abierto y de Penas y Medidas Alternativas.

A estas alturas de la vida, la mía, y tras un dilatado paso por la administración, no creo en el buenismo ni mucho menos en el reconocimiento del buen hacer funcionarial para justificar que, precisamente, quien tenía competencias en la administración popular con respecto a las progresiones o no de grado de etarras, sus traslados con o sin acercamiento y demás vicisitudes en la suprimida SG, haya sido aupado a la dirección general creada…si a esta circunstancia se le añade que al frente de la SG de su más íntimo apoyo continúa como titular quien la desempeñaba también con el PP…blanco y en botella. 

El continuismo del «Yo acerco, Tú acercas, Nosotros acercamos…y Ellos se acercan», está servido. La complicidad y connivencia en esta materia, también.

¿Que desde las filas del PP hay que mostrar desacuerdo? Siempre es precisa una gatera por la que intentar salvar algún mueble. Pero mal van a tenerlo los diputados populares a la hora de hacer  preguntas al Director General, si es que lo hacen comparecer ante ellos, para no meterse en los charcos que ocasionaron las lluvias en los seis últimos años…

Moraleja: Los votos necesarios para aprobar unos presupuestos o para ganar una moción de censura, si han tenido un costo, hacen preciso pasar por caja.  Pues eso.

(Con estos calores se me ha puesto un pensar «rubalcabiano» que espero atempere con la bajada de temperaturas).