domingo 23.02.2020

CCOO y UGT de Industria miran al futuro digital

Es muy significativo, y me atrevería a decir que también esperanzador, comprobar que en una misma semana las dos Federaciones Sindicales, CCOO Industria y FICA UGT, hayan celebrado con extraordinario éxito dos importantes acontecimientos en torno a la digitalización de la economía y la Industria 4.0.

Uno, el 28 de abril en el Consejo Económico y Social: “ENCUENTROS SOBRE DIGITALIZACIÓN E INDUSTRIA 4.0.”, y otro el día 29: “UN NUEVO MODELO ECONÓMICO A TRAVÉS DE LA INDUSTRIA 4.0” en la sede central del sindicato. Los dos actos tuvieron un lleno absoluto de cuadros sindicales de las empresas y los sectores industriales, escuchando y opinando sobre las exposiciones de los dirigentes sindicales, empresariales de empresas de primer nivel, expertos en la materia y representantes de la administración.

Es muy relevante que sean precisamente estas dos federaciones sindicales, las que organizan y representa a los trabajadores y las trabajadoras de los sectores industriales, las que hayan cogido de primera mano, muy por delante de otros sectores de la sociedad, la iniciativa de situar en su programa de acción los retos y desafíos a que nos emplaza la nueva revolución industrial. Esto muestra que son muy conscientes de los riesgos para el empleo y el progreso social que supondría que nuestro país volviera a perder el tren de la innovación, representada ahora por la digitalización. Para evitarlo es capital desarrollar el máximo esfuerzo social y una decidida y coordinada política industrial, lo que expresaron junto a las patronales con la firma, el pasado mes de noviembre, de la DECLARACIÓN POR UN PACTO DE ESTADO POR LA INDUSTRIA.

Resulta muy esperanzador el contenido de las intervenciones y los documentos que se presentaron en ambos foros sindicales.  Expresan la nítida voluntad de colocar en el vértice de las prioridades de ambas federaciones sindicales su interés y compromiso para analizar y estudiar los profundos cambios que están viviendo la sociedad, la economía, la industria y el trabajo de la mano de la innovación tecnológica y la digitalización.

Demuestra la toma de conciencia de los dirigentes sindicales de que la digitalización y las nuevas estructuras tecnológicas de las que tanto se habla, a veces de forma superficial y frívola en los medios de comunicación, no solo están cambiando el mercado, la distribución, las formas de consumo y la relación del fabricante con el cliente, que es lo que más se comenta, sino también, y de forma radical, la organización y la gestión del trabajo, las bases de las carreras profesionales, la exigencia de nuevas competencias en el trabajo, los modelos retributivos, la gestión del tiempo de trabajo, las prioridades de formación, la prevención de riesgos laborales, la comunicación interna en las empresas, etc. 

Como se ha afirmado insistentemente en los dos foros, el futuro ya está ya aquí. Representa una nueva manera de leer la empresa, el trabajo y las relaciones laborales. De este cambio surgen reservas justificadas y temores de riesgos serios para amplios colectivos de la clase trabajadora que el sindicalismo deberá atender y combatir. Pero también surgen nuevas oportunidades para la acción sindical en las empresas y para la mejora de las condiciones de trabajo y del empleo. Nuevas oportunidades que el sindicalismo está obligado a aprovechar para reforzar su presencia, organización y afiliación en las empresas, e incrementar su poder, imprescindible para garantizar una transición justa.

Una de las coincidentes conclusiones por parte de los representantes de UGT y CCOO de Industria, y que ha estado presente tanto en el Salón de Actos sindical como en la Sede del Consejo Económico y Social, es la convicción de que la transformación digital trae nuevos usos y formas de trabajar, y con ello una nueva redefinición cultural y organizativa del trabajo, que el sindicalismo necesariamente deberá entender.  Que exigen a sus cuadros y representantes un sobreesfuerzo en formación y capacitación. Si aspira a representar al nuevo mundo del trabajo con eficacia.

Que exigen, al sindicalismo un esfuerzo de innovación e iniciativa para reforzar y mejorar, desde la negociación colectiva, el derecho de información y participación de los trabajadores y los sindicatos en el seguimiento de los cambios y la marcha de la empresa.

Porque la experiencia y la realidad, cada día en todo el mundo, nos demuestra que el presente y futuro sin sindicatos fuertes es y será siempre peor para los trabajadores y la mayoría de la sociedad.

Por esto, felicidades a FICA UGT y CC.OO Industria, por mirar al futuro.

sindicatos

CCOO y UGT de Industria miran al futuro digital