sábado 16/10/21

Todas y todos a votar el próximo 4 de Mayo en Madrid

Queremos llamar a movilizar la esperanza, porque si todos unimos esfuerzos, y si las izquierdas lo hacen, Madrid va a acambiar

A LA CIUDADANÍA

Hace poco más de un año se produjeron dos hechos relevantes. Un primer gobierno de coalición, en este caso, de izquierda y, casi simultáneamente, una feroz pandemia que está trastocando nuestras vidas y cualquier previsión de gestión de ese gobierno.

Esta crisis está poniendo de manifiesto, entre otras, dos cosas: la necesidad de lo público, de lo común, frente a la insolidaridad y el “sálvese el que pueda” del mercado. La segunda, la importancia de los cuidados, entre los humanos y de los humanos a la naturaleza.

Los ciudadanos no podemos permitir que con esta crisis se desperdicie la oportunidad de cambios reales. Somos conscientes de los muchos obstáculos con que esos cambios se encuentran:

Los habituales poderes “fácticos” empeñados en poner palos en las ruedas y la aparición de una ultraderecha crispando el ambiente y que, arrastrando al Partido Popular, están retomando en la sociedad lo peor de las ideologías y comportamientos neofranquistas. Pero hoy lo nuevo de los fascismos es su alianza con el neoliberalismo. Ya lo hizo Pinochet y más recientemente Bolsonaro o Trump. Su mayor exponente en nuestro país es la Comunidad de Madrid, que se configura como un laboratorio de esas ideas y actitudes.

Ahora nos encontramos con unas elecciones irresponsablemente convocadas en día laborable y en pandemia y no podemos dejar el exclusivo protagonismo a las fuerzas políticas en liza. La ciudadanía se viene expresando a través de variados cauces y debe unirse en las reivindicaciones de lo que de verdad importa en sus vidas.

Por ejemplo, sacar a Madrid, de las posiciones de cola en desigualdad y en gasto público por habitante en sanidad y en educación. Esos son derechos básicos para la auténtica LIBERTAD. Esos derechos los anulan para conseguir la privatización de los servicios.

Se está desperdiciando el hecho de que Madrid es rico, no por políticas de los gobiernos de la Comunidad, sino porque es la capital del Estado y sede de todos los organismos oficiales y grandes empresas y porque es el centro de todas las redes de comunicación. Esa riqueza se acrecienta con una estrategia de paraíso fiscal promovida por el PP para las rentas altas que perjudica al resto de territorios del Estado.

Una presidenta obsesionada con liderar el enfrentamiento con el gobierno central ayuda a que Madrid se esté convirtiendo en un espacio de crispación. Con teorías enfrentadas a la evidencia científica, Madrid ha llevado una gestión de la pandemia poniendo en último lugar el derecho a la vida. Los datos son concluyentes: desde el inicio de la pandemia, Madrid es de las Comunidades con mayor número de fallecidos por cada 100.000 habitantes, y eso con grandes dudas de los datos, puesto que la mortalidad en las residencias ha sido MUY superior a las demás.

Todas las fuerzas de progreso, incluso todo demócrata, debe entender que también  son ya demasiados años de corrupción, de sucesivos dirigentes máximos imputados o encarcelados, de elecciones “dopadas” con dinero de los poderosos, pero a costa de encarecer con nuestro dinero las obras y los servicios.

Frente a la apatía o cualquier desencanto, llamamos a la participación. No es un tópico afirmar que es un momento excepcional que exige el compromiso democrático.

Queremos llamar a movilizar la esperanza, porque si todos unimos esfuerzos, y si las izquierdas lo hacen, MADRID VA A CAMBIAR.

Madrid 11 de abril 2021

Todas y todos a votar el próximo 4 de Mayo en Madrid