viernes 03.04.2020

Los extranjeros son personas con derechos: la salud es uno de los fundamentales

El articulo 1 del RD-Ley 16/2012 de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones limita el derecho de la atención sanitaria a las personas aseguradas y excluye a los extranjeros no regularizados de las prestaciones del Sistema Nacional de Salud, reconociéndoles solo el derecho a la atención sanitaria en urgencias, en los embarazos y a los menores de 18 años.

El articulo 1 del RD-Ley 16/2012 de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones limita el derecho de la atención sanitaria a las personas aseguradas y excluye a los extranjeros no regularizados de las prestaciones del Sistema Nacional de Salud, reconociéndoles solo el derecho a la atención sanitaria en urgencias, en los embarazos y a los menores de 18 años.

Esta actuación se va a concretar mediante la imposición impone condiciones mas rígidas para tener acceso a las TSI, manteniendo hasta el 31/8/2012 las TSI actuales.

Se trata de una medida profundamente regresiva desde el punto de vista humanitario, los extranjeros son personas y como tales tienen derecho a la salud que es uno de los derechos básicos reconocidos por los organismos internacionales. Una cuestión bien distinta es que el gobierno y las CCAA hagan los esfuerzos por cobrar la atención sanitaria a aquellos países que están obligados a hacerlo (especialmente los de la UE).

Aparte de la habitual demagogia xenofoba que suele utilizarse con tanta frecuencia por los “irresponsables” políticos del PP (“se hacen con una tarjeta sanitaria y la utilizan 5 o 6 mas” , lo cual es prácticamente imposible como sabe todo el mundo que recibe asistencia sanitaria en los centros públicos, etc) , la realidad contrastada por todas las encuestas y estudios es que los inmigrantes tienen un gasto sanitario muy inferior al promedio de los españoles (menos consultas al médicos, hospitalizaciones, pruebas diagnosticas y consumo de medicamentos) y ello por un motivo muy simple, la inmensa mayoría de los inmigrantes son personas jóvenes y sanas.

Además conviene recordar que la financiación sanitaria no proviene de la Seguridad Social, aunque el gobierno del PP parezca desconocerlo, sino de los tributos que se pagan, mayoritariamente indirectos (IVA, electricidad, impuestos sobre hidrocarburos, alcohol, tabaco, etc) de manera que resulta prácticamente imposible estar en el territorio español sin contribuir al sostenimiento de la Sanidad ¿Por qué no pueden estar protegidos los que si la financian?.

Otro argumento evidente tiene que ver con la salud pública. Mantener unos niveles de salud adecuados no puede conseguirse si se tiene un número significativo de personas que carecen de derecho a la asistencia y que por lo tanto fácilmente se convertirán en un reservorio y foco de contagio de todo tipo de enfermedades infectocontagiosas, por eso toda la población tenemos un interés directo en que se traten a aquellas personas, que estando en el territorio español tienen alguna enfermedad contagiosa.

Pero incluso hay un interés económico y de funcionamiento del sistema sanitario público. Si estas personas solo van a ser atendidas en procesos urgentes, la presión sobre urgencias de incrementara notablemente en detrimento de su funcionamiento, y por supuesto acudirán cuando las enfermedades, que podían haberse curado en su etapa inicial, sean mas graves y mas costoso y difícil su tratamiento, por eso el ahorro no existirá o será irrelevante. Conviene también recordar que con la crisis económica este colectivo ha ido disminuyendo y previsiblemente lo hará aún mas.

En conclusión nos encontramos con una medida de tinte fundamentalmente xenofobo, que probablemente tenga repercusiones económicas negativas para el sistema sanitario, que saturara aún mas unas urgencias ya saturadas y que supone una desprecio a la condición humana de este colectivo. Habría que preguntarse porqué en el PP se preocupan tanto de los embriones y tan poco de los seres humanos. Estamos ante otras actuación intolerable de los fanáticos neoliberales.

Los extranjeros son personas con derechos: la salud es uno de los fundamentales
Comentarios