martes 20/10/20

Buen día a pesar de Matteo Renzi

Tras el Brexit, Colombia o Trump entre los casos más exagerados de este último año dónde la demagogia había ganado en la democracia, dónde esa nueva forma de hacer política con toques fascistas mentirosos de impunidad el mundo occidental tal y cómo lo conocemos giraba hacia Austria e Italia para ver si había un nuevo susto que nos acercará más aún al precipicio.

Gracias a dios, las mujeres han sido más sensatas que nosotros los hombres y con su voto han aupado al ecologista Van der Bellén frente al fascista Hofer a la presidencia de Austria. Es llamativo que Austria, un país donde el bipartidismo tradicional haya fracasado por su excesivo enclaustramiento sea motivo de alegría en los despachos europeos. Es interesante ver que aquí nuevamente las encuestas volvieron a fallar dado que gracias al impulso de la ola Donald Trump los sondeos decían que Hofer iba directo a la presidencia austriaca. Por cierto, hagamos una comparación con EEUU. Dos candidatos antiestablishment, gana el de la izquierda en Austria. Candidato teóricamente antiestablishment de la derecha y la representante de las élites políticas en los demócratas en EEUU y gana Donald Trump. ¿Nos quisimos engullir demasiado deprisa a Bernie Sanders?

Vayamos al caso de Italia. La república mediterránea vota hoy una reforma constitucional impulsada por el actual primer ministro Matteo Renzi. Los sondeos dicen que el No a su reforma va por delante lo cual es, vista la racha que tienen los sondeos últimamente, algo positivo que le pusiera por delante para dar una nueva sorpresa. Sin embargo el quid de la cuestión que hace temblar las piernas de Europa en este apartado es que el señor Renzi dijo que no salía adelante su reforma, presentaba su dimisión.  ¿Era necesario que en este momento de crisis política Renzi convirtiera un referéndum de carácter administrativo en un referéndum sobre su figura? ¿Por qué hace pasar innecesariamente a su país por este conflicto generado en su autoestima personal por no haber sido elegido directamente por las urnas? Y sobre todo, ¿no es consciente que el hecho de perder generaría a su sucesor ese mismo problema? Señoras y señores preocupados por este asunto italiano. Italia seguirá en esta legislatura del partido socialdemócrata italiano hasta 2018. Los próximos pasos si Renzi pierde serán que Sergio Mattarella, presidente de la república italiana, buscará un nuevo líder entre el partido de centroizquierda. Este nuevo líder tendrá que seguir dos años de gobierno innesariamente manchados por el juego ególatra de un primer ministro que acabó provocando el mismo problema para su sucesor que posiblemente le llevó a él a tomar esta decisión, el hecho de llegar al cargo de primer ministro sin ser legitimado por las urnas. Esta inestabilidad dará alas al antiestablishment, representado por el Movimiento 5 estrellas a su izquierda, y por su derecha gracias a la “maravillosa campaña electoral estadounidense”, Silvio Berlusconi, un millonario que subido en la ola trumpiana provocada por el que muchos consideran su sucesor puede permitirse volver a la política y llegar a usar un discurso en contra de los privilegios de las clases dominantes para ganar voto popular cuándo él es la viva imagen del establishment. Te deseo suerte Renzi porque no estamos para derrochar estabilidad así que lo mejor es que ganes. Pero has metido en un conflicto a Europa por tus intereses personales completamente innecesario.

Buen día a pesar de Matteo Renzi