jueves 12.12.2019

SOS. Salvar la Tejita

Discúlpenme, realizo esta llamada de SOCORRO desde un pequeño rincón del Sur de Tenerife. Les escribo desde un hermoso lugar visitado por los vientos alisios dominantes, un lugar privilegiado, El Médano… al pie de La Montaña Roja, un promontorio con carácter, resto de un cono volcánico, que se eleva más de 170 metros sobre la arena y emblema de nuestra costa. Nuestra montaña, La Roja, divide, o más bien, por el contrario, une dos playas de una belleza especial, uno de los últimos territorios no sometidos a la especulación inmobiliaria/hotelera. A su izquierda, la Playa de Leocadio Machado, nuestra playa, la de siempre, la de miles de vecinos y visitantes de toda la isla, que asientan su reposo veraniego entre sus finas arenas y sus dunas, reflejo natural de los límites costeros que la Naturaleza nos marca. Muy sencillo, este pueblo toma su nombre del espacio natural que lo circunda, está rodeado de dunas, ya saben, médanos -s/rae-

Playa Tejita

La Montaña Roja y la Playa de La Tejita

La Playa de La Tejita, acaricia a La Roja por su cara Oeste. La última playa virgen de Tenerife. Fue declarada espacio natural protegido, junto al espacio Montaña Roja, una Reserva Natural de especial protección.

Les ruego a todos los lectores de Nuevatribuna que nos ayuden, todo grano de arena será útil para levantar un muro que impida un desastre medioambiental que lleva camino de producirse.

Pretenden construir un hotel de cinco estrellas a poco más de 10 metros de una Mareta natural, que se forma durante las mareas vivas. Pretenden fabricar un Hotel invadiendo y destrozando el espacio dunar natural que define la costa, de manera clara.

Están conculcando todas las leyes, no les importa el daño irreparable que están a punto de realizar.

Cuentan, para ello, con la colaboración imprescindible del Ayuntamiento de Granadilla de Abona, concediendo licencias, con graves anomalías en su expediente y, por otra parte, con La Delegación Provincial de Costas de Santa Cruz de Tenerife, mostrando una connivencia inaceptable con la empresa promotora de la obra y haciendo caso omiso a un escrito emitido, desde Madrid, por el Ministerio de Transición Ecológica, Dirección General de la Costa y el Mar.

No pretendo abrumarles con datos, pero baste que les diga “sic” lo que están exigiendo desde costas/Madrid:     

REQUERIMIENTO DE PARALIZACIÓN DE EJECUCIÓN DE PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DE HOTEL

”… Se le requiere para que proceda a la TOTAL E INMEDIATA PARALIZACIÓN DE LAS OBRAS y al LEVANTAMIENTO Y RETIRADA del dominio público de TODAS LAS OCUPACIONES, con reposición del terreno a su estado anterior en un plazo máximo de CINCO (5) DÍAS… con el apercibimiento de que de no...”.

¿Parece clara y manifiesta la orden, verdad?

¿Cuál concepto no han entendido, el de “paralización” o el de “inmediato”?

La empresa promotora ha hecho caso omiso al requerimiento formulado el pasado 13 de junio

Puedo asegurarles que la empresa promotora ha hecho caso omiso al escrito formulado el pasado 13 de junio. Ha continuado con los trabajos de movimiento de tierras, tratando de ocultar y destrozar el espacio dunar, que servirá de delimitación marítimo terrestre, en el retranqueo fijado por las leyes. Hemos sido testigos mudos de la connivencia de la Delegación Provincial de Costas de Santa Cruz de Tenerife, con la Promotora. Tras repetidas llamadas telefónicas nos comunicaban que: “… La promotora dispone de 5 días para detener los trabajos”.

¿Y saben lo peor de todo? Que la comunicación lleva firma, subsidiaria, de la Jefa del Servicio Provincial de Costas, Doña Teresa Sánchez Cavero.

¿Aprecian la diferencia entre lo que dicen y el comunicado/orden? Pues claro, hasta un crio de 10 años distinguiría el matiz.

El alcalde de Granadilla de Abona, Don José Domingo Regalado González, responsable, junto a su Junta de gobierno, de la concesión de la licencia, el pasado mes de diciembre del 2018, ha mantenido en todo este tiempo un sepulcral silencio, ni una sola nota de prensa. La noticia ha alcanzado la máxima expresión local, provincial y autonómica. Pero este señor, ha hecho lo mejor sabe hacer en estos últimos dos años: “No sabe, No comenta…”. Por cierto, a título anecdótico, puedo comentarles que las obras del movimiento de tierras comenzaron al día siguiente de las elecciones municipales. Justo un día después... ¿Me siguen, o se han perdido…?

Discúlpenme, de nuevo, pero no nos quedan más bazas que gritar alto y claro, la injusticia y el atropello medioambiental que se pretende cometer, con la inestimable colaboración y mutismo de organismos de quienes se les supone la guarda y custodia del entorno a proteger. Como ya les he comentado, podría abrumarlos con centenares de datos que avalan la desesperación del riesgo, pero, ni es el lugar, ni ustedes se merecen que yo les invada su espacio.

Desde la organización ecologista Salvar la Tejita, llevan años tratando de evitar este destrozo. En 2015, se consiguió paralizar en un primer intento. Ahora, tras una carta urgente a Costas Madrid, se consiguió una nueva paralización. 

Se han interpuesto denuncias en los Juzgados, manifestaciones, asambleas, ruedas de prensa…todo lo posible y más allá… Pero la rueda de los acontecimientos continua inexorable.

Les puedo asegurar sin temor a equivocarme, que este no es un caso más, este no es el “Algarrobito canario…”, aunque también esté preñado de irregularidades. Estamos hablando de la confluencia de intereses entre el poder establecido y el interés privado de una Empresa Promotora, con sus largos hilos de poder al acecho  

Discúlpenme, de nuevo, pero no puedo, ni quiero evitarlo. Quiero a esta tierra, quiero a estas gentes…tras más de 30 años disfrutando de esta costa, mi corazón se reparte entre la espuma de mar de mi tierra gallega y la brisa marina desde lo alto de mi Montaña Roja.

¿Podrían echarme una mano? Por supuesto, agradecido, de antemano.

SOS. Salvar la Tejita