lunes 26.08.2019

Pitágoras, entre la hipotenusa y los catetos

pitagoras
pitagoras

La hipotenusa al cuadrado es igual a la suma de los cuadrados de los catetos.

Seguro que a todos los lectores les he recordado la tierna pubertad, la clase de Matemáticas, las faldas de la compi en asiento trasero, o el casposo del pupitre delantero, con el Teorema de Pitágoras en la pizarra y  el profe, en plan “Jesús predicando en el desierto”.

Tras los años transcurridos en forma de experiencia, la vida nos ha enseñado que no todo es lo que parece, ni oro todo lo que reluce, que ya uno aprendió a leer entre líneas subliminales mensajes. Centrémonos pues, como si de Bilbao fuese, en Pitágoras y su dichoso teoremita.

Nos habla de un triangulo, mal empezamos ya, estas cosas nunca acaban bien, y por si no fuese suficiente es rectángulo, ni equilátero o escaleno, no, tenía que ser rectángulo, claro, así ya nos indica la calificación social que debe tener el ángulo, en concreto. Lo realmente, perdón, lo republicanamente maligno y segregacionista es lo que a continuación sigue: Estamos en un mundo formado por una hipotenusa y dos catetos… ¿Son conscientes del mensaje clasista que lleva implícito?... La hipotenusa, de origen griego, significa -ojo al dato- “Fuertemente Sujeta” cual “oligarquía”, apoyada, en sus dos extremos, por los brazos de los catetos… No es necesario acudir al significado de tal palabreja, nos tememos lo peor… Condenados, por catetos, por la maldita Geometría y Pitágoras, a ser siempre sustento de la dominante hipotenusa, sea cual sea la alternativa.  Más adelante les hablaré de este sujeto

Imagínense que uno de los catetos, quiere dejar de serlo y le da por crecer, o sea formarse y ser versado en números, leyes e incluso Filosofía, pues bien, automáticamente, con independencia de lo que haga el otro cateto, la hipotenusa, sigue creciendo exponencialmente. Fuese cual fuese el comportamiento vital de los “siervos”. La noble hipotenusa siempre sale reforzada. No me dirán que ni en las mejores teorías Neocon se cumple tan a rajatabla la explotación del poderoso sobre los pobres. Incluso ese famoso triangulito siempre es representado por una base, cateto, otro elevado en ángulo recto -¿pillan el aspecto subliminal?- que sirve de sustento en lo alto a la majestuosa hipotenusa. El mensaje está claro:

¡¡…No hay paz para los pobres, o los aplastan o los utilizan para auparse sobre ellos….!!

pitagoras

Pitágoras alegando a sus discípulos, sedientos de carne…

¿Quién era Pitágoras? Sabio de profesión, que en Grecia antigua quería decir que sabían de todo. A esos, ahora, los llamamos “listillos”. Como iba diciendo, el tal Pitágoras nació hace muchísimo tiempo, concretamente 2.569 años atrás; otros les dirán que en el 569 a.c., allá cada cual con sus creencias, yo con la mía.  Parece ser que nació en una isla griega del Mar Egeo, Samos -por aquel tiempo andaban ya con reivindicaciones de soberanía-. Esto no es todo, síganme: Fue fundador de una escuela filosófica, la Hermandad Pitagórica, en forma de secta religiosa, lo que yo les decía, imponiendo moral al uso, con el angulito como disculpa... ¡con decirles que eran vegetarianos...! Posteriormente viajó a Mileto -se las trae- esto no es coincidencia, ya que recuerden que en ese lugar, por aquel tiempo, nació un tal Tales, tiene su gracia el tal Tales, que tuvo a bien gratificarnos con el Teorema de caprichoso nombre. Esto si no es una confabulación greco-turca… ¡que venga Franco y lo diga…!

Y todo este recorrido para acabar el dichoso Pitágoras formando un partido político en la capital del Imperio, Atenas…! ¡Eureka…! Qué duda cabe ya, precursor, sin duda, de las teorías Neoconservadoras. Para que después nos hablen de Reagan, La Thatcher o el Aznarín, con la Botella del brazo, o sus aventajados alumnos, al borde del horizonte de sucesos ¿Lo captan? Piensen…piensen…

Estos tiempos revisionistas deberían servir para reconsiderar lo que nuestros hijos a edades muy delicadas aprenden, aunque no mucho, en las escuelas. Como creo que nuestros políticos, como siempre, están a otra bola, harán caso omiso, recabaremos una petición ciudadana, con más de un millón de firmas de ciudadanos y será presentada una Iniciativa Popular en El Parlamento para que, en solemne sesión plenaria, Pitágoras sea declarado Persona Non Grata, por sus perniciosas tendencias, culpable de múltiples suspensos, el Insuficiente de tiempos modernos, y retiren de los libros de texto el infausto TEOREMA DE PITÁGORAS.

Pitágoras, entre la hipotenusa y los catetos