jueves 22.08.2019

Hoy, más que nunca, el 28 abril necesita un frente progresista

Es necesario, en tiempos modernos, recordar de dónde venimos y así tratar de evitar a dónde nos quieren llevar… Está en juego la supervivencia del sistema democrático

En España, el siglo XX comenzó en 1898. La última traca, la implosión final de un Imperio que dejó marcado a sangre y fuego su transcurrir por los cinco continentes, preferentemente en América Latina, donde todavía se perciben, con nitidez, los horrendos surcos marcados en aquellas tierras, por siglos de sometimiento a la codicia de una Metrópolis, con la cruz como coartada y más preocupada por El Dorado que por el transcurrir de los pueblos aborígenes, muchos de ellos llevados hasta la extinción.

Salvo aquel soplo de aire fresco que tuvo a La Pepa como protagonista, España quedó hibernada en la historia. Los Bombones y la milicia sometían a Españñña a su antojo. La razón, las libertades, el pensamiento, la ilustración, quedaron sometidos a cuarentena en Salas de Bandera, custodiadas por traidores a aquella patria que decían defender. Ser militar o cura gozaba de patente de corso. Iban de la mano, bajo palio, segando cualquier atisbo de libertad.

Porlier, Narváez, Espartero, Bravo Murillo, Prim, Pavía, Martínez Campos, Weyler, Aguilera, Sanjurjo, Queipo de Llano, Mola, Franco… Tejero, Milans del Boch, Armada… 

Podríamos sumar hasta el delirio la relación de militares que tiñeron de sangre las páginas de una Nación en melancolía, sometida a la tiranía del agua bendita, la obscenidad de los monarcas y unos militares con la mirada ensangrentada y el verbo soez del ¡Españñña, Coño…!

“La Primera República duró lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks” como diría el maestro… ni dos años siquiera. El general Martínez Campos restauró la monarquía bombónica.

La Segunda República se inicia el 14 de Abril de 1931 y finalizó el 1 de abril de 1939.

“Parte oficial de guerra correspondiente al 1º de Abril, III Año Triunfal. En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército rojo, han alcanzado las tropas Nacionales sus últimos objetivos militares. LA GUERRA HA TERMINADO”.
Burgos, 1º de Abril de 1939. Año de la Victoria.
EL GENERALÍSIMO: Franco

Casi tres años de Guerra Civil y medio millón de muertos. Le siguieron más de 115 mil fusilados y, aproximadamente, 450 mil exiliados.

Franco fue el responsable máximo de una dictadura infame, que sumergió a España, de nuevo, en la noche de los tiempos y se mantuvo como dictador hasta un 20 de noviembre de 1975. Dejó “…todo atado y bien atado…” Juan Carlos de Bombón y Bombón, estaba en lecho de muerte del Caudillo -por la Gracia de Dios-  presto y raudo a tomar el relevo, jurando previamente fidelidad a los Principios Fundamentales del Movimiento…

El acto final de aquella II República, fueron unas elecciones generales que enfrentaron a dos bandos irreconciliables. Se llevaron a cabo en 1936, entre los días 16 y 23 de febrero -maldita data- y los resultados arrojaron una victoria muy ajustada del FRENTE POPULAR, ante el FRENTE NACIONAL. Un 47% frente a un 46%, los nacionalistas y los centristas sumaron un 5%. Poco más tarde el interruptor de la democracia fue desconectado, sine die, por los militares, con el entusiasmo de los Nacionales…vestidos de azul y “Cara el Sol…

Aunque todo esto ya lo conozcan, es necesario, en tiempos modernos, recordar de dónde venimos y así tratar de evitar a dónde nos quieren llevar…Está en juego la supervivencia del sistema democrático.

La Constitución del 78 fue un apaño, con buenas intenciones, pero con graves temores a los ruidos de sables. Aquellos polvos trajeron el lodazal en el que ahora se ha convertido la situación política actual. Ingobernable, llena de traidores, sometida a estrés por los poderes económicos y la corrupción en estado de metástasis generalizada. Al igual que lleva sucediendo en el último siglo, la derecha radical, el Triparty, se ha apropiado de la Constitución, de la bandera y de Españñña, como concepto. Son intransigentes, xenófobos, machistas, negacionistas y, sobre todo, no pretenden la razón, sólo el poder.  Como diría Alfonso Guerra: “Si el Caballo de Pavía entrara en el Parlamento, Abascal, Casado y Rivera se subirían a su grupa

Sinceramente, creo que estamos ante un callejón sin salida. El triunvirato quiere sometida a la Nación, entre sus piernas. Les da lo mismo Cataluña o Euskadi, son su coartada electoral. Les dio igual el fin del terrorismo etarra.

Una, grande y sometida…es su lema.

Parece claro que existe un riesgo de regresión. Pretenden recortar derechos civiles, arduamente logrados. Han puesto en entredicho: La violencia de género, los derechos de la mujer, las pensiones de los jubilados, la sanidad de los enfermos, la educación plural, la inmigración, el derecho al aborto, las autonomías, la lucha contra la pobreza…y así hasta el paroxismo. No pretenden que les demos la razón, sólo quieren que permanezcamos callados. Recuerden que alzar el brazo derecho con la palma mirando al suelo, no queda muy lejano.

¡…Mujeres, pensionistas, jóvenes, enfermos, estudiantes, progresistas en general, de todo color y condición, del rojo al morado, sin exclusión; nacionalistas -no les hagan el juego, se quemarán-…! La sociedad civil está llamada a hacerles frente, el Estado del bienestar se encuentra en grave peligro.

Parece clara la necesidad de oponerse de manera contundente, nada es inevitable aún.

Formemos un FRENTE PROGRESISTA, sin matices, con la generosidad por bandera, con la certeza de que juntos, sumamos más, muchísimo más.

Ahora que lo pienso, quizás el siglo XX no comenzó en 1898; más bien se inició el 20 N de 1975, con la muerte del Dictador. No podemos aguardar 50 años más por el advenimiento del siglo XXI.

Solventemos el presente, descartando el pasado. En ello nos va el futuro.

Hoy, más que nunca, el 28 abril necesita un frente progresista