<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 06.10.2022

Torpeza inexplicable del Gobierno del PP en relación a Catalunya

Diría que lo están haciendo adrede. Cuantas más barbaridades hacen, más en el olvido parecen caer sus propios robos y destrozos de la vida pública, la brecha social es ya infranqueable. Una corruPPción impensable. Tampoco parece que busquen el cumplimiento de la Ley, que tanto tienen en sus sucias bocas.

Nunca hemos visto a ninguno de los partidos que, desde el 77' han 'gobernado' en España. Desde hace mucho se hizo público por Pasqual Maragall, lo de las mordidas del 3%. ¿Por qué no se averiguó a fondo y se denunció esta corrupción ante la Justicia? ¿Acaso todos estaban ya chupando un 3% o más?

Los señoritos ricos catalanes han estado obviando en todo momento la situación de crisis económica y la han desviado a que los pacientes tengan que asumir los cargos económicos, incluso el pago de sábanas de las camas de hospitales públicos y sillones para familiares. Y los señores que conforman la autoridad estatal ha hecho los oídos sordos y los ojos ciegos.

No hemos visto que Moncloa, ni Rajoy como presidente, haya llamado la atención al señor Artur Mas. Ni antaño, PSOE y PP se han 'percatado' de los millones que los "Pujoles" estaban desviando al extranjero. Y es que necesitaban de los catalanes el apoyo -bien recompensado- para poder tener la mayoría suficiente para gobernar.

No soy independista, ni nunca he visto con buenos ojos a la derecha rica catalana, pero sí amo al pueblo catalán. Y admiro su personalidad y su plantar cara para no dejar que su lengua muriese o quedase en un plano inferior al castellano, tal y como impuso la dictadura franquista en el resto del Estado. Tenemos el ejemplo de Valencia, donde hablar en valenciano estaba en ocasiones penalizado y en otras el valenciano parlante era humillado en público. Y sí, eso sucedía en colegios e institutos. Quizás esto último sea otro ejemplo más del "meninfotisme" valenciano.

El pueblo catalán no es de esa pasta. Recuerdo, incluso, su mal ver a los emigrantes, los "charnegos", gentes de no pureza catalana en su sangre. Discriminación esta que, por fortuna, ha ido desapareciendo hasta gritar que "catalán es todo aquél que ha nacido o vive en Catalunya".

El tema de la independencia viene coleando desde hace tiempo. Mover la sensibilidad de las gentes en su amor por la lengua y costumbres catalanas es muy sencillo. Y ello consigue también que el pueblo llano se olvide de la corrupción de sus altos cargos.

Por ello mismo, el PP debería saber cuáles son las habilidades de las autoridades catalanas. Y enfrentarse, judicializando los problemas que son simplemente políticos es un error enorme.

Rajoy debía haber negociado desde un primer momento con Puigdemont (en el asunto económico se entienden a la perfección), y en lugar de eso ha delegado la solución en la Fiscalía (que es suya) y en el Poder Judicial, cuya cúpula también es suya.

A ello ha sumado la fuerza policial, la policía nacional y los mossos. Y si no fuera sufiente, Interior acaba de comunicar que van a enviar a 6.000 agentes más. Alojados en barcos atracados en el puerto, y en habitaciones-zulos, como los denominan los propios policías que tendrán que ocupar esas "dependencias".

¿Qué va a pasar? Soy incapaz de predecir una solución. Solo me queda la esperanza de que todo el pueblo catalán y español se dé cuenta de cómo obra el corruPPto PP, con qué facilidad declara el estado de sitio allí donde le plantan cara en plan serio, y que su actuar es heredera absoluta del franquismo. Y que con ello, a la hora de votar, le sea retirado el apoyo de una vez por todas, y encontremos una auténtica Transición, porque vivimos en una continuación 'disfrazada' de la represión franquista.

Torpeza inexplicable del Gobierno del PP en relación a Catalunya