domingo 29.03.2020

Rajoy-Trump y el derecho a decidir

Si a algunos de los loquitos terroristas les da por ahí, o a los amigos de lo ajeno, o a los malnacidos "matamujeres" quisieran aumentar sus bellaquerías, el corruPPto gobierno de Rajoy les ha dejado muy fácil sus faenas. España entera está sin policías, en estos momentos es terreno abonado para los delincuentes. Gracias, PP.

Toda la policía ha sido enviada a Catalunya, sus lecheras, su tanqueta-lanza-agua, que puede ocasionar más daños que las pelotas de goma, dispuestos a "trabajar en pro de la 'Patria una, grande y libre", la de Franco, que es lo mismo que decir la del PP.

Y lo peor es que este grupo de ladrones-corruPPtos han puesto en pie de guerra a los que ellos denominan "españolistas-constitucionalistas" en contra del pueblo catalán. al grito de "a por ellos, oe". Al igual que es de temer que los guardias civiles que han salido de Huelva hacia Catalunya han sido voluntarios, es decir, "con ganas".

Guardia Civil y policías han sido desplazados a Catalunya desde todos los puntos de España. Ayer tarde lo hicieron desde Castellón, y también bajo el grito de guerra de "A por ellos, oe", y "Soy español, español..."

¡Cuánto fascista irresponsable hay en este país! Cierto aquello de que "Franco lo dejó atado y bien atado".

Aún como los estudiantes han tomado parte en esta "guerra" contra Catalunya. Es la esperanza que nos queda, los universitarios. Nadie puede imaginar la fuerza que tiene este colectivo. Ahora se han planteado repartirse y ocupar los colegios para que estos no puedan ser precintados. ¡Magnífico!

Es el PP y Albert Rivera los que han roto España, aplicando aquella #LeyMordaza aumentada y corregida, mediante la cual los derechos y libertades del pueblo catalán han sido abolidos de un solo golpe fascista.

Y todo ello por no querer "Rajoy-Trump" negociar, hablar y llegar a un consenso.

A nadie se le puede negar el derecho a decidir y con un gobierno normal, demócrata, se hubiera llegado a la normalidad de poder votar, y siempre hubiera salido un NO. Porque ni el pueblo catalán ni aquellos que, sin ser catalanes, llevamos a Catalunya en el corazón, deseamos que Catalunya se nos vaya.

Pero la actitud déspota de un Rajoy de "estirpe superior" al resto de los mortales, al lado de un tipo como Trump, y con la ayuda de aquellos ministros y Fiscal general, reprobados por el Congreso y que sin tener autoridad legal para dar órdenes, han encendido la situación administrando la gasolina necesaria a una cerilla encendida, yendo a las bravas y no permitiendo negociación alguna.

Catalunya está en estado de excepción, aunque algunos de los que se llaman periodistas-tertulianos aseveren lo contrario. Lo mismito que afirma el PP y sus secuaces.

Josep Lluís Trapero, el mayor de los mossos ha manifestado ya que es imposible cumplir el mandato recibido, el precintar todos los colegios de Catalunya para evitar que la gente pueda votar en ellos. No hay tiempo ni condiciones que lo hagan posible.

Tampoco sabemos cómo va a reaccionar la policía alojada en el Piolín, llamados a la madrugada por los ensordecedores sonidos de los estibadores, y burlados en grandes grupos de twits, hasta convertirse en trending topic ocurrentes a más no poder. ¿Cómo van a actuar si el propio gobierno los ha alojado en zulos susceptibles de chanza?

Xabier Arbós, Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona, ante las preguntas de #LasMañanasCuatro, ha expuesto la dificultad de poder precintar los 6.300 locales susceptibles de ser utilizados como Colegios Electorales, y también que quizás el Estado debería plantearse los pro y los contra de los mandatos que está dando al respecto.

Mucho y previsiblemente nada bueno nos espera estos días y cuyo momento álgido será el próximo domingo, 1-O.

Rajoy-Trump y el derecho a decidir