#TEMP
domingo. 26.06.2022

¿Pacto de traición o pacto de izquierdas?

La labor de gobierno no sería fácil. Desde Bruselas ya se nos viene avisando de las nuevos 'reformas' para este año.

PABLO PEDRO GARZON 1

Tras el órdago lanzado hoy por Rajoy contra Pedro Sánchéz, a éste le quedan dos posibilidades:

1. La ‪#‎GranCoalición‬ o ‪#‎GranTraición‬, en palabras de Ignacio Escolar, es decir, una alianza con PP más C's.

Esta el la voluntad de la cúpula del PSOE. En su día ya lo declaró Felipe González -"si el país lo necesita" - "por bien del país", sin ningún empacho.

En esta misma posición se hallan otros muchos barones del PSOE y la baronesa mayor del reino: Susana Díaz.

Una larga retahila de nombres están a favor de esta, una vez más, derechización del partido antaño socialista: Fernández Vara, Ximo Puig, García Page, Eduardo Madina, Alfonso Guerra, Rubalcaba, Rodríguez Ibarra, Joaquín Leguina, Corcuera...

Y no solo eso. Al haber obtenido Pedro Sánchez el peor resultado en la historia del PSOE en una elecciones Generales, los mismos que lo auparon a la Secretaría General quieren defenestrarlo, ya no les sirve. Se habla de su sustitución por Susana Díaz, la eterna andaluza, 'la de mi tierra y mi Andalucía'... Su ambición desmedida se deja entrever así como sus manejos respecto a los mandatarios que le son fieles.
Hasta el momento Sánchez se ha resistido y ha conseguido zafarse de las redes tendidas.

2. Aceptar el pacto propuesto por Pablo Iglesias, Podemos, y junto a Alberto Garzón formar un gobierno de izquierdas en el que Pedro Sánchez sería presidente y Pablo Iglesias vicepresidente.

Habría también un reparto ministerial, por supuesto.

¿Qué podría ganar Pedro Sáchez acogiéndose a esta segunda opción?

Ser Presidente del Gobierno -"una sonrisa del destino que podría agradecer"-, que no es poco. Y con ello, además, librarse de las feroces persecuciones que, desde su mismo partido, se han lanzado tras él.

De entrada nos evitaríamos unas nuevas elecciones y, lo más importante, librar al país de un PP que nos ha llevado a la peor de las ruinas en todos los sentidos imaginables.

La labor de gobierno no sería fácil. Desde Bruselas ya se nos viene avisando de las nuevos 'reformas' para este año. Debía ser el nuevo Gobierno salido de las urnas el 20D el encargado de aplicarlas.

Ante esta situación siempre es mejor un gobierno plural de personas coincidentes en la aplicación de unas determinadas políticas económicas, que un gobierno de un solo partido que se ve presionado por todas partes.

La aplicación de políticas sociales también se verá favorecida por las distintas ideas confluyentes en un mismo fin. Y los diferentes pueblos de España encontrarán el trato necesario que consiga frenar los espasmos de escapismo tras la aplicación de las políticas adecuadas.

Por todo ello y por mucho más, a Pedro Sánchez le interesa el pacto de izquierda propuesto por Pablo Iglesias y en el que se encontraría también Alberto Garzón.

Y para los españoles sería el necesario respiro tras largos cuatro de asfixia total.

¿Pacto de traición o pacto de izquierdas?