<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
martes. 04.10.2022

El ‘pacto de los montes’

El grupo de 'trabajadores' que asesoran a Sánchez no cesan en su afirmación de que están trabajando una barbaridad para lograr el pacto a tres.

El grupo de 'trabajadores' que asesoran a Pedro Sánchez (PSOE) no cesan en su afirmación de que están trabajando una barbaridad para lograr el pacto a tres, PSOE, C's, Podemos.

Pero la verdad es que, desde que el Jefe del Estado encargó a Sánchez la formación de Gobierno, lo único que he percibido hasta la fecha es lo siguiente: paseítos por aquí, paseítos por allá, arriba y abajo... y mientras, los días van pasando. Desde el minuto uno la fusión con Rivera se realizó con rapidez, como si hubiera surgido un flechazo inesperado entre ambos dos y sus equipos. Y según Rivera y los suyos ellos han impuesto un 80% de su programa en estos 200 puntos. Los socialistas callan a esto. Y el que calla otorga. Es decir, que parece ser que el PSOE ha renunciado a mucho de su programa electoral para abrazar el de Ciudadanos, un 80% del mismo relegando al socialista.

Unidos por su pacto, poco veo hacer a unos y a otros. Si bien, C's está ojo avizor sobre cualquier posibilidad de acercamiento entre Sánchez y Podemos.

Llegado el día de la reunión a tres, a la que los "señores" no asistieron como ya tienen por costumbre, era cosa de ver las caras de enterrador de Girauta y Villegas, morro torcido y escondido el colmillo que podía saltar a la yugular de cualquiera que osara interponerse entre los amores de Pedro & Albert.

Había que abortar cualquier posibilidad de entendimiento entre Podemos y PSOE. Intransigentes Ciudadanos. Insistentes en su 'relación más que formal' con estos últimos, Psoístas.

Claro rechazo a conformar Gobierno con Podemos y a aceptar las "rebajas" de las propuestas de estos últimos, ambos.

Desde el mismo principio dejaron bien claro los dos, PSOE & C's, que esta reunión no iba a llegar a buen puerto. Pero que su "buena voluntad" la demostraban con el esfuerzo de 'perder' tres horitas para que la gente pensara en que había divinos anhelos.

Muchos llegamos a contagiarnos de esa 'buena voluntad' y esperamos, ilusionados, que el "pacto de los montes" funcionara. Y sí, funcionó. Parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Y ya no se trata de un "ridículo ratón" el resultado, sino de la tremenda estafa que tanto Sánchez como Rivera han estado gestando en este tiempo de grandísimos esfuerzos.

Del monstruo parido quieren echar la culpa a Podemos, cuando éste en ningún momento ha intervenido en la gestación de aquél.

Había que decir la verdad y no seguir embaucando a la ciudadanía. Y, una vez más, ha tenido que ser la valentía y el coraje de Podemos los que han dado la cara para destapar la pócima de embaucamiento que PSOE y C's han estado fraguando en estos tiempos de forzados esfuerzos. Estos y no otros han sido los grandes trabajos, los empeñados quehaceres en que han ocupado todo su tiempo los grandes farsantes.

Los españoles sin apoplejías varias que juzguen lo sucedido y la carambola para, al final, llegar a pactar con el PP y sus miserias.

El ala izquierda del PSOE, Izquierda Socialista, lo está diciendo muy claro y con exquisita ironía: "Fue el PSOE el que bloqueó el pacto con Podemos en el Comité de diciembre" (Pérez Tapias).

El ‘pacto de los montes’