miércoles 21/10/20

La manipulación de las encuestas electorales

IU en Madrid tiene una intención de voto directa del 3,3%, la misma que el PP en Barcelona, sin embargo al PP se le asignan 2 concejales en Barcelona y a IU ninguno en Madrid...

Hace algún tiempo en otro artículo (Lo que deberíamos de saber antes de votar) ya señale que las encuestas se “cocinan” es decir se asigna el voto final teniendo en cuenta tendencias, etc, y esa cocina puede, y de hecho frecuentemente es así, estar sesgada por los intereses de quienes la hacen, de esta manera se puede usar las encuestas para “crear opinión” y hundir y/o encumbrar a los partidos que les interesa (a veces simplemente para debilitar a los adversarios). En resumen la fiabilidad de las encuestas es relativa, tienen muchas imprecisiones y deben ser vistas con prudencia.

Bien, pues la última encuesta publicada por El Pais (17/5) sobre intención de voto en los ayuntamientos de Madrid y Barcelona es un buen ejemplo de lo dicho, que se escenifica en como se quiere hacer desaparecer a Izquierda Unidad como opción con expectativas de lograr concejales en el ayuntamiento de Madrid.

Parece razonable pensar que en Madrid el voto más útil de las personas de izquierda es el de IU porque decanta el “empate” hacia la izquierda y permite evitar que Esperanza Aguirre gobierne con el previsible apoyo de Ciudadanos y con ello lograríamos también tumbar al PP en una de sus plazas fuertes

Veamos los resultados. IU en Madrid tiene una intención de voto directa del 3,3%, la misma que el PP en Barcelona, sin embargo al PP se le asignan 2 concejales en Barcelona y a IU ninguno en Madrid. Pero además en la letra pequeña se dice que la intención final de voto de IU en Madrid, después de la “cocina” es del 4,3% y que al no llegar al 5% no lograría ningún concejal ( por supuesto no se publica la intención final de voto del PP en Barcelona), a lo que hay que sumar que en el titular de la “información” se señala que PP y Ahora Madrid están empatados en voto, cuando la diferencia en porcentajes de voto final, el cocinado,  es del 1,9%  (intención directa de voto del 20,4 y el 19,1% respectivamente) y se justifica el titular señalando que el margen de error de la encuesta es de 3,2 puntos. Aplíquese ese margen al 4,3% que le asignan a IU y ya se ve que la afirmación de que no obtiene representación es cuando menos apresurada, por no decir interesada. Sumemos a ello el 21,7% de indecisos (a 10 días de las elecciones) y ya vemos que las afirmaciones que se hacen son, desde el punto de vista estadístico, más que cuestionables.

Lo lógico es que en estas circunstancias es que si lo que se pretende es solo informar y no influir en el voto (lo que parece ser el caso) se ofreciera el resultado en una horquilla de escaños y de porcentajes.

Otra cuestión que no parece desdeñable. Si se observan los resultados finales que se ofrecen se ve claramente que si IU obtiene concejales en Madrid (si supera el listón del 5% obtendría cuando menos 2) el balance final se desequilibra a la izquierda (la suma de Ahora Madrid, IU y PSOE lograría la mayoría absoluta de concejales), mientras que sin IU, los resultados que ofrece El País, se situaría en la derecha (la mayoría estaría en la suma PP mas Ciudadanos).

Es obvio que existe mucha gente interesada en la desaparición de IU, por supuesto los primeros los grandes poderes económicos, entre ellos los potentes grupos de comunicación, y también que ellos mismos han colaborado activamente con esta situación con sus luchas cainitas, tan aireadas por los medios, pero tampoco conviene olvidar que ha habido mucho “juego sucio”.

Desde luego parece razonable pensar que en Madrid el voto más útil de las personas de izquierda es el de IU porque decanta el “empate” hacia la izquierda y permite evitar que Esperanza Aguirre gobierne con el previsible apoyo de Ciudadanos y con ello lograríamos también tumbar al PP en una de sus plazas fuertes. ¿Seremos capaces de lograrlo?

La manipulación de las encuestas electorales