miércoles 01.04.2020

Federalismo, un horizonte a seguir abriendo

Organizado por Federalistes D´Esquerres se ha celebrado en Hospitalet de Llobregat un “Encuentro por una España Federal en una Europa Federal”. El título es harto explicativo de la naturaleza y objetivos del Evento.

En el Encuentro hemos participado casi 600 personas procedentes, además de Catalunya, de asociaciones federalistas de Aragón, Andalucía, Madrid, las Castillas, y de diversas personalidades del federalismo europeo.

Han intervenido una gran cantidad y calidad de ponentes como Nicolás Sartorius, Enrique Barón, Joan Coscubiela, Lluis Rabell, Joan Botella, Javi Lopez, Ernest Urtasun, entre tantos otros.

En el acto de apertura del Encuentro intervino la compañera Meritxell Batet, Ministra de Administración Territorial del Gobierno de España, y militante del PSC, que enfatizó la política de diálogo, reconciliación y acuerdo con el independentismo catalán, en el marco de la legalidad democrática, y en el horizonte de una salida federal al actual conflicto. Acompañaba a Meritxell el lider del PSC, Miquel Iceta.

Del torrente de intervenciones, destaco 10 ideas-fuerza muy telegráficamente:

  1. Nacionalismo, separatismo, xenofobia, nuevas fronteras e identidades excluyentes, son división, enfrentamiento, debilitamiento de nuestros países y sociedades frente a esta globalización del capitalismo sin normas ni fronteras. Esos son los materiales con los que pretenden construir los sectores más ultras del secesionismo catalán y la extrema derecha ascendente en Europa.
  2. El secesionismo que promueven Puigdemont-Torra es profundamente reaccionario y derechista por mucho que busque blanquearse bajo el hábito noble de la República, que mancillan.
  3. Federalismo es autogobierno de la diversidad y cooperación solidaria de la globalidad. La asimetría de la diferencia no puede comportar desigualdad e insolidaridad
  4. En la España y la Europa de hoy, frente a la globalización del capitalismo sin controles democráticos ni fronteras, Democracia y Federalismo deben ser dos caras de la misma moneda.
  5. Federalismo es el mejor sistema para articular la relación entre Catalunya y el conjunto de España, pero también para articular el interno de una Catalunya sometida a fracturas múltiples.
  6. La Constitución de 1978, de la que se cumplen ahora 40 años, representa el periodo más largo y estable de Democracia y constitucionalidad en la Historia de España que arranca con “La Pepa” de 1812. Por primera vez en esa Historia, nuestra Constitución puede y debe ser reformada de forma pacífica, democrática, fraterna, solidaria, sin el temor a golpes de estado o guerras civiles como en otras épocas de estos dos siglos transcurridos. Hagámoslo, vale la alegría.
  7. Esos 40 años transcurridos, y los cambios múltiples y vertiginosos acaecidos en ellos, en España, en Europa, en el mundo, imponen una reflexión serena, con altura patriótica, con búsqueda sincera del consenso y el acuerdo, para reformar nuestra Constitución en, como mínimo, dos grandes planos: a) la reconfiguración territorial del Estado, b) el reforzamiento de los derechos sociales y laborales en el marco constitucional.
  8. Cualquier intento de cohesión federal es inviable o está llamado al fracaso si  no va parejo con fundamentos de cohesión social, ya sea para el nivel de España o para su correlato en la Unión Europea.
  9. Catalunya es la cuna del pensamiento federalista español, con Don Francisco Pí i Margall al frente, y hay ahí un filón de información y sensibilización para las generaciones de hoy a oponer como perspectiva y alternativa a esta loca aventura secesionista sin pies ni cabeza.
  10. Las Elecciones al Parlamento Europeo del próximo Mayo de 2019 son las más importantes, con diferencia, en la Historia de la Unión, y hay que tomárselas muy en serio, ir a votar masivamente y votar en clave europea, democrática, social, solidaria, federal … conscientes de que la extrema derecha, el neofascismo, hará de esas Elecciones una palanca para instalarse en el Parlamento con una confesada estrategia de sabotear y hacer inviable la continuación y culminación histórica de la Unión Europea con arreglo a los principios y valores de Paz, Solidaridad, Democracia, Derechos Humanos, Progreso Social, de los Tratados de Roma. Nos los estamos jugando todo, porque ningún país de la Unión, ninguno, puede abrirse camino por separado en esta globalización ni enfrentar solo la brutal batalla geopolítica que libran Trump y Putin contra la Unión y contra China. Y no debe haber la menor duda que el proyecto estratégico de la extrema derecha es disolver la Unión, en forma y fondo, y afirmar el discurso reaccionario de la supuesta soberanía nacional y de la real expulsión del ámbito de la Unión de inmigrantes y refugiados.

Sólo tengo, para concluir dos observaciones de distinto rango:

  1. Los organizadores del Evento, Federalistes, de quien soy miembro al corriente de cuota, no previeron ningún tiempo para que el auditorio fuera algo más que eso, o sea, pudiéramos decir la nuestra,
  2. La primera vez que yo fui a un evento federalista tenía 33 años; el Congreso del Movimiento Federal Europeo, que se celebró en La Madeleine, en Bruselas; y pensé algo muy parecido a lo que pienso hoy: Está clarísimo el por qué y el para qué del Federalismo, y es una perspectiva apasionante y universal, pero … nos cuesta Dios y ayuda adentrarnos en el cómo.

Ahí lo dejo.

Federalismo, un horizonte a seguir abriendo