lunes 01.06.2020

Enhorabuena, Colau y Domenech

Si yo fuera un socialista sectario, que los hay, diría que el nuevo sujeto político que ha nacido en Catalunya, popularmente conocidos como "Los Comunes", porque aun no tiene nombre formal, son un conjunto de jovenes utópicos, populistas e irreales. Lo habitual en estos casos.

Pero como no soy un socialista sectario, intento no serlo al menos, digo que bienvenida la nueva formación que lideran Ada Colau y Xavier Domenech, y a la que Podemos de aquí ha decidido no sumarse por el momento. Bienvenida porque me parece una bendición que afirmen la FRATERNIDAD entre todos los trabajadores y sectores populares de Catalunya, de España, de Europa y del mundo, frente al secesionismo egoista, insolidario, xenófobo ...

El universo secesionista, a derecha e "izquierda", ha cargado contra el nuevo partido sin miramientos desde el momento mismo de nacer el pasado sábado. El argumento es el habitual y demencial: vengan al secesionismo porque fuera de él no tienen salvación ... Vamos, como la Iglesia y la Inquisición medieval (y no tan medieval).

No me preocupa la eventual concurrencia de "Los Comunes" con el PSC u otras expresiones progresistas y de izquierdas. Por una razón que las resume todas: Porque el último Congreso del PSC, hace apenas unos meses, aprobó trabajar en la dirección de una gran Alianza progresista para ganar la mayoría y la gobernación de Catalunya y contribuir así al cambio democrático y progresista en el conjunto de España.

Ya sé que esta hipótesis de la Alianza progresista en Catalunya no entusiasma en ciertos sectores del PSOE. Pero qué le vamos a hacer; se me ocurre aquello que a veces decimos a los crios "nene, las lentejas tambien hay que comerlas, no sólo los macarrones con tomate ..."

Por cierto, algo similar a dicha Alianza progresista está ya gobernando el Ayuntamiento de Barcelona. Del Ayuntamiento a la Generalitat hay 22 segundos a pié, como todo el mundo sabe.

Que pena que Carme Chacón ya no podrá vivirlo.

Enhorabuena, Colau y Domenech