lunes 01.06.2020

El antifranquismo no es lo que era…

Seguramente lo recordarán. Hace unos dos meses se inauguró el “El Born Centre de Cultura i Memoria”, de Barcelona, una exposición bajo el ampuloso título de “Franco, Victoria, República. Impunidad y espacio urbano”.

 La exposición arrancaba con una estatua ecuestre de Franco sin cabeza que se exibía a la entrada de El Born… Esto último provocó una trifulca entre los grupos del propio Ayuntamiento adobada con actuaciones violentas de jóvenes “radicales” (que manía llamarles radicales a los que o son unos extremistas etéreos o unos iletrados o ambas cosas), que se liaron a huevazos y a pintadas con la estatua e intentaron asaltar la exposición … Total, que el Ayuntamiento, después de varios discursos de Colau, Pisarelo y otros doctos regidores, decidió devolver la estatua de Franco, que ya había rodado por los suelos, al almacén municipal del que nunca debió salir. Y aquí paz y después gloria … Y del tema ni se volvió a hablar.

Hace unos días, porque lo tenía agendado, decidí ir a ver la exposición. Nada más entrar, previo pago, me percaté que aquello no prometía mucho. No había ni un alma. Y en cuanto me adentré la decepción se confirmó clamorosamente: En un espacio ínfimo, cuatro recortes de prensa mal contados de diversas épocas, algún cartel, maquetas mediocres del monumento multiusos que había, y hay, en La Diagonal con Paseo de Gracia y una cabeza de Franco de esas de cera o similar…

El único atenuante es que la entrada me costó apenas un café, es decir, 1,54 euros. Menos mal.

En fin, el antifranquismo mejor con Franco vivo; 41 años después de espicharla el dictador la cosa pierde mucho …

El antifranquismo no es lo que era…