<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 26.09.2022

La supresión y externalización del laboratorio del nuevo Hospital de Vigo

Un atentado contra la salud de la población y los derechos de los profesionales...

La Consellería de Sanidade ha decido, sin contar con la opinión y asesoría de los profesionales, que el Nuevo Hospital de Vigo no tenga un Laboratorio Central. El nuevo centro de Valladares dispondrá solamente un laboratorio de 24 horas (básico y reducido) alejado varios kilómetros del laboratorio ubicado en el Hospital de Meixoeiro. Además se separa de los laboratorios de Anatomía Patológica y de Investigación, lo que obligará a duplicar los recursos para extracción y traslados de pruebas y el equipamiento, obligando al hospital a disponer de medios para trasportar las muestras entre los dos centros. Aunque la administración alega que esta decisión reducirá costes y mejorará la eficiencia, la realidad es que todo este embrollo incrementará innecesariamente los gastos.

Resulta paradójico que un hospital presentado por la Consellería de Sanidade como uno de los más modernos y avanzados tecnológicamente de Europa, no disponga de un servicio esencial como es un laboratorio dimensionado en magnitud y prestaciones.

Objetivos que persigue la Consellería al suprimir el laboratorio del NHV

Los laboratorios clínicos son servicios generadores de productos intermedios que tienen una gran implicación en las decisiones clínicas, aunque la facilidad de mecanizar su actividad los hace muy apetecibles para el sector privado.

Entre los argumentos esgrimidos por la Consellería de Sanidade para justificar esta decisión podríamos destacar que la externalización reduce costes, permite el acceso a tecnología de última generación, mejora la calidad, incrementa la satisfacción o simplifica la gestión. Sin embargo los objetivos reales de esta ocurrencia persiguen dos cosas:

1.- Reducir costes a las empresas Concesionarias.

El modelo de financiación y gestión privada del Nuevo Hospital a través de una Unión Temporal de Empresas afines al Partido Popular, ha constituido un enorme fracaso dado que,  además de multiplicar los costes,  la quiebra de Bankia (dirigida por Rodrigo Rato) y de la Caja de Ahorros del Meditarráneo (en manos de ínclito Francisco Camps)  y de la constructora OCASA adjudicatarias del proyecto, paralizó durante años el proyecto de construcción y obligó a la Xunta a introducir recortes en los costes de construcción para beneficiar a las empresas concesionarias (CONCESSIA)  recortando de manera brutal el proyecto arquitectónico, el equipamiento y el plan funcional, que incluye la supresión del Servicio de Laboratorio.

2.- Iniciar el proceso de privatización de los servicios de laboratorio de los hospitales públicos gallegos:

Siguiendo el ejemplo de la CCAA de Madrid la Consellería de Sanidade externalizó (privatizo) en marzo del 2015 el laboratorio Central de Galicia asignándolo al laboratorio CERBA Internacional cuyo presidente es el propietario de los laboratorios Unilab del Fondo de Inversión multinacional CVC-Capio asociada a la aseguradora privada norteamericana Centene (propietarios también del Laboratorio Central de Madrid, lo que supone que una parte importante de los laboratorios públicos del SNS han pasado a fondos de capital riesgo internacional). Este laboratorio privado tiene asignada la realización de más de 600 pruebas, que en su inmensa mayoría realizaban hasta ahora los laboratorios de los hospitales públicos que como consecuencia que van a ser cerrados progresivamente (como en los hospitales de Madrid) para trasladar su actividad al macro laboratorio privado. Los hospitales públicos gallegos quedaran como microlaboratorios para atender las urgencias más básicas. 

CONSECUECIAS DE ESTA MEDIDA

Las pruebas de laboratorio exigen una interacción continua y activa con los servicios clínicos para garantizar una buena atención a los pacientes.  Separar físicamente el laboratorio del resto del Hospital amenaza la calidad y seguridad de los enfermos hospitalizados,  que en muchos casos precisan de decisiones clínicas rápidas adoptadas equipo por clínicos y analistas, sin estar sometidas los riesgos del trafico, el estado de las carretas o la disponibilidad de medios de trasporte. Esta lejanía aumentará los costes de la atención y favorecerá errores y retrasos en la entrega de resultados, que pueden poner en riego la atención o la vida de los pacientes. La fragmentación de los recursos impedirá, entre otras, la implantación de las consultas de alta resolución, la continuidad de los trasplantes de medula (los únicos que se hacían hasta ahora en Vigo) y las actividades de investigación (ya recortadas al suprimir los Módulos de Investigación y Docencia contemplados en el proyecto inicial del Hospital).

Desde que en 2009 la Consejería de Sanidad de Madrid presidida por Juan José Güemes (que después de su cese pasó a trabajar para el laboratorio Unilab) dejó en manos privadas los análisis clínicos de los seis nuevos hospitales, se han sucedido graves incidencias (denunciadas por responsables y profesionales de los servicios) por retrasos en la entrega de resultados, confusión y errores en las pruebas que no se correspondían con las que habían solicitado los especialistas, o que muchos análisis tuvieran que repetirse porque después de meses de espera las pruebas ya no eran útiles (poniendo en riesgo la vida de los pacientes).

Este macrolaboratorio privado marginará a los profesionales de los laboratorios públicos (empezando por el CHUVI) al apropiarse de la  parte más innovadora de los mismo, cuya actividad quedará limitada a la realización de pruebas rutinarias, marginados de las innovaciones tecnológicas y condenados a la obsolescencia. Esto supondrá un nuevo paso en la descapitalización, desmantelamiento y privatización del sistema sanitario público gallego. El cierre de los laboratorios públicos ira acompañado del despido de parte de sus trabajadores, algunos pocos podrán quedarse en el nuevo laboratorio y el resto serán reubicados en cualquiera de los  centros del SERGAS. Todo esto explica el rechazo de la medida por  los trabajadores, jefes de servicio de los laboratorios de  los hospitales públicos de Galicia y de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), que  ha difundido un comunicado cuestionando la decisión por razones asistenciales porque, entre otras cosas, aleja el laboratorio de Microbiología del Hospital de referencia y la logística para la recogida y traslado de las muestras microbiológicas afectará a la calidad adecuada y al mantenimiento de la integridad y viabilidad de las mismas.

CONCLUSIONES:

La existencia de un laboratorio en el Nuevo Hospital de Vigo constituye un pilar esencial del mismo. Su alejamiento de los servicios clínicos, su fraccionamiento y la prevista externalización de una parte de las pruebas al laboratorio central privado, afectará a la calidad y seguridad de la atención de los pacientes, a la eficiencia en el uso de los recursos, a los derechos de los profesionales y al carácter estratégico del centro. 

La prevista extensión de esta estrategia al resto de hospitales públicos, con la externalización y concesión de la realización de las pruebas más avanzadas a una empresa privada (Unilab) generará una situación de monopolio privado que permitirá a esta imponer condiciones y precios al SERGAS contraviniendo las teóricas ventajas del mercado y poniendo en riesgo la confidencialidad de los procesos asistenciales.

Por todo ello hacemos un llamamiento a ciudadanos y profesionales de todos los hospitales, centros de Atención Primaria  y áreas sanitarias de Galicia a mostrar su rechazo a esta medida que atenta contra la salud y los derechos sociales y profesionales

La supresión y externalización del laboratorio del nuevo Hospital de Vigo