sábado 21.09.2019

La moción de censura, una oportunidad

La propuesta de Sánchez es adecuada en los términos que lo ha propuesto, un plazo justo para hacer un inicio de regeneración democrática, unas políticas básicas en beneficio de los más perjudicados por la crisis y convocatoria de elecciones

La crisis provocada por la corrupción finalmente ha hecho tambalear al PP y al Gobierno de Rajoy. Hoy resulta realmente poco admisible socialmente mantener un Gobierno que tiene la corrupción en su médula. Y no únicamente una corrupción interna sino que esta se basa en un sistema de corrupción institucional que inunda la propia sociedad española, como la de Pujol y CiU inundó la catalana.

La moción de censura presentada por el PSOE es oportuna y acertada, todo ello al margen de los réditos políticos que pueda generar para el PSOE. Pedro Sánchez consigue salir de la sombra, el PSOE recupera la iniciativa política y no hay duda que todo esto lo beneficia pero hay que recalcar que la opción es acertada y responde a la necesidad política del momento.

Creo que Pedro Sánchez hará bien en explicar los objetivos de su moción al resto de las fuerzas políticas sin ofrecer concesiones sino las ventajas para todos los que le quieran apoyar.

La propuesta de Sánchez es adecuada en los términos que lo ha propuesto, un plazo justo para hacer un inicio de regeneración democrática, unas políticas básicas en beneficio de los más perjudicados por la crisis y convocatoria de elecciones.

Ahora toca retratarse al resto.

El apoyo de Podemos parece acertado. Después de su error cuando la fallida investidura de Sánchez ahora puede corregir el error. Un apoyo sin contrapartidas para corregir el error anterior. Cabe recordar que el objetivo que era prioritario tanto para Podemos como para el PSOE era: Echar a Rajoy! A la vez gana tiempo para rehacerse de su actual situación de debilidad.

La posición de C,s es la natural. Rivera ya tenía la miel en la boca. Lo que le interesa es que o que el PP se consuma a fuego lento en su beneficio, o unas elecciones inmediatas para capitalizar la decadencia del PP.

Las fuerzas nacionalistas tienen que apoyar sin contrapartidas. Al margen de discursos de cara a la galería tienen que tener claro que un Gobierno del PSOE es una mejor alternativa que el PP de Rajoy. Evidentemente a los esencialistas de Puigdemont les interesa el “cuando peor mejor”, pero quizás esto no interesa a los sectores más sensatos del PDCAT y especialmente de ERC. Saben que el PSOE no es el PP. Saben que dentro de la legalidad y del respecto a la ley es posible llegar en un futuro a medio plazo a algún acuerdo que dé una salida no maximalista a la situación de Cataluña. E incluso al tema de los presos. Después de la sentencia del juicio sería posible un indulto si la situación política se ha normalizado.

El PNV tiene los presupuestos aprobados y sabe que de cara al futuro es mejor un gobierno de la izquierda española que de C,s que es su adversario más peligroso.
Incluso EHBildu sabe que en un futuro  el PSOE es la mejor opción para conseguir aquello más urgente, la aproximación de los presos a Euskadi.

El PSOE precisa hacer una legislatura corta pero que marque el principio de lo que podría ser una futura nueva legislatura de un gobierno de izquierdas con un programa al servicio de la ciudadanía. Medidas de regeneración democrática que imposibiliten casos de corrupción como los que hemos vivido; regreso a la democratización del gobierno de los medios públicos como TVE y RNE; eliminar la reforma de pensiones del PP y los aspectos más regresivos de la Reforma Laboral, eliminación de la ley mordaza, y la aprobación de las leyes del Parlamento vetadas por el PP. Y si fuera posible una nueva ley electoral a pesar de la dificultad de hacerlo en este momento.

Sería marcar un preámbulo de lo que podría significar  una futura legislatura de un gobierno de progreso.

Se trata de una oportunidad y en el peor de los casos Pedro Sánchez y el PSOE podrían utilizar la moción de censura para hacer público su programa y su proyección personal y de partido. Y los que voten en contra tendrán que explicar las razones de dejar Rajoy en el Gobierno, esto puede afectar especialmente C,s que podría quedar marcado como el representante de una falsa regeneración.

En todo caso una oportunidad para hacer públicas las opciones de la izquierda del PSOE pero también de la voluntad de acción unitaria de Podemos y ayudar a mejorar sus expectativas futuras.

La moción de censura, una oportunidad