domingo 23.02.2020

El desprecio a los profesionales de la sanidad pública de Ceuta y Melilla. De Rato a Mato

Indra era una empresa pública de la SEPI hasta que fue privatiza por Aznar y Rato. Posteriormente, la Bankia de Rato se convierte en su principal accionista, e hizo valer su influencia...

Ana Mato no se fía de los profesionales de Ceuta y melilla y hacontratado a dos empresas para gestionar sus hospitales "Indra Mensor Consultoría y estrategias" para el Hospital Universitario de Ceuta y Business Assessment Plans and Projects Healthcare para el hospital de Melilla.

Indra era una empresa pública de la SEPI hasta que fue privatizada por Aznar y Rato. Posteriormente, la Bankia de Rato se convierte en su principal accionista, e hizo valer su influencia para acaparar contratos en el Sistema Nacional de Salud (SNS). Actualmente Indra gestiona  la receta electrónica de Ceuta y Melilla y de Andalucía, Aragón, Cantabria, Madrid, Murcia, Valencia y Galicia, el Sistema de imagen Médica Digital de Castilla la Mancha,  la implantación y mantenimiento de 170 estaciones de alta resolución en los quirófanos de los distintos Servicios de Salud, la implantación y gestión de la Historia Clínica electrónica en Galicia, Andalucía y Valencia y la Teleasistencia en varias CCAA.

A pesar de este trato de favor Indra no levanta cabeza, siendo el peor valor de la bolsa jornada tras jornada. En el primer semestre de 2012 reduce sus ganancias un 42% con respecto a 2011 y en los 9 primeros meses de este año publica un descenso de un 29% de sus beneficios.

No es de extrañar. Su principal gestor fue Rodrigo Rato, responsable del derrumbe de Bankia e imputado por falsificación de cuentas y apropiación indebida en la entidad financiera, y que ha supuesto un agujero a los fondos públicos de 23.500 millones. Rato fue además el impulsor y responsable del déficit de tarifa del Sector Eléctrico, generando otro agujero en las finanzas del estado estimado en 20.000 millones de euros y ha sido considerado el peor presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI) 

Hace unos meses Bankia se desprende de su parte en Indra (20%) y la revende, cómo no, al Estado (SEPI) que ahora es su principal accionista, a cambio de 337 millones de euros, pero la empresa sigue siendo privada y presidida por el presidente de siempre, Javier Mozón, junto al fondo de capital riesgo estadounidense Fidelity y sigue siendo utilizada para copar la información sanitaria, el I+D+i del sistema nacional de salud y la gestión de sus profesionales, lo que se pretende pilotar en Ceuta y Melilla, aprovechando su tamaño y su lejanía de la Marea Blanca y por no necesitar “intermediarios” dada su dependencia directa del Ministerio de Mato.

Actualmente, Telefónica, asesorada por Rodrigo Rato, e Indra son socias en contratos con las  Administraciones Públicas, incluyendo el SNS, comparten profesionales y realizan servicios de forma conjunta.

Business Assessment Plans and Projects Healthcare

Presidida por Manuel Lamela, considerado hombre de confianza de Rato y exjefe de su gabinete, está imputado por presuntos delitos de cohecho y prevaricación por la privatización de hospitales, en este caso de la Comunidad de Madrid. Sorprende que Mato le encargue la privatización del hospital de Melilla antes de conocer su grado de culpabilidad. Lamela, además, ha demostrado su nula empatía con la Sanidad Pública en el doloroso caso de las sedaciones del hospital de Leganés.

El consejo de administración de esta empresa concesionaria, con un capital social de solo 3000 euros, lo forman únicamente tres personas, el propio Lamela, su asesor de comunicación en la consejería de sanidad, Germán Rasilla y su socio y al parecer “cerebro” de Madrid Medical Destination (MMD) la empresa creada por Lamela para atraer el turismo sanitario de alto nivel. No sorprende por tanto el interés de Lamela en disponer de una plataforma en Melilla que le permita llevar a cabo el enorme negocio que supone la asistencia sanitaria a las personas de altos recursos de Marruecos y otros países del Magreb, con la calidad de los profesionales del sistema público.

La agresión al sistema se está acelerando de tal manera que la Ministra Mato, para guardar las formas, firma un acuerdo con seis responsables sanitarios que únicamente se representan a sí mismos, pero a los que se les ha dado el pomposo nombre de “Foro de la Profesión Médica” en un intento de aparentar consenso y participación democrática en el cambio de modelo de gestión y de vinculación del personal del SNS, que no ha engañado a nadie.

Curiosamente el presidente y el secretario de Business Assessment Plans and Projects Healthcare, Lamela y Rasilla, son a su vez presidente y secretario de la Fundación LAFER, donde comparten mesa con el presidente de "Indra Mensor Consultoría y Estrategía" Antonio Martos y con el representante del Foro de la Profesión y Presidente del Consejo General de Enfermería, Sr. González Jurado, ambos asesores de LAFER.

La fundación LAFER tiene además acuerdos especiales para la formación de postgrado de médicos con otro firmante del Foro y presidente del Consejo de Colegios Médicos, Sr. Rodriguez Sendín, lo que facilitará a Lamela y su fundación extender su pensamiento privatizador entre los profesionales del SNS.

Mato no se fía de los profesionales del sistema público y cede la gestión de los hospitales de Ceuta y Melilla a empresas insolventes, gestores nefastos y profesionales imputados, con el objetivo de pilotar, con personas “de su confianza” la privatización del corazón de los hospitales públicos y extenderlo posteriormente por todo el SNS, facilitando a estas empresas el lucrativo negocio del turismo sanitario de alto nivel del norte de África, aunque sea a base de empeorar la asistencia y las listas de espera de los ciudadanos residentes en Ceuta y Melilla. 

Esta señora no puede seguir en su puesto, es una falta de respeto a la inteligencia de los profesionales y de la población y un riesgo intolerable para nuestro SNS.

El desprecio a los profesionales de la sanidad pública de Ceuta y Melilla. De Rato a Mato