viernes 10.07.2020

Estamos de luto

Hoy los trabajadores y trabajadoras, los sindicalistas, en la Unión General de Trabajadores, estamos de luto.

jose_antonio_lucenaJosé Antonio, Lucena, cuánto te vamos a llorar. Todas y todos los que te hemos conocido como abogado laboralista de la Unión General de Trabajadores.

Qué orgulloso me sentía, nos sentíamos, todos, de tener un abogado como tú y un compañero de trabajo tan comprometido.

Si merece la pena ser afiliado a la UGT es porque hay personas como tú.

Cuando había que atender, asesorar, aconsejar, acompañar, a los trabajadores y trabajadoras que venían al Sindicato y necesitaban tu ayuda, para defender sus derechos, hacer frente a los abusos y atropellos que sufrían, ahí estabas tú, José Antonio.

Se puede ser un buen abogado, y tú lo eras y lo eres, porque siempre vas a ser un referente para todos los que creemos que el mundo puede ser mejor y que merece la penar luchar por ello. Pero es que tú, José Antonio, además, eras una buena, extraordinaria y singular persona.

Un compañero que a pesar de los asuntos graves que tu trabajo te obligaba atender, nunca eras lejano, tu puerta estaba abierta, y estabas junto a tus compañeros y compañeras, siempre, en los buenos, y también en esos malos momentos, pero que, con personas como tú, se hacían menos pesados, más llevaderos.

Cuánto te admiraba y cuanto te admiro porque, como dice esa vieja canción, tu manera de ser era de los que entendían su relación con los demás, más allá de la amistad,  un compromiso personal. Una manera de ser, de los que “nunca piden nada y siempre dan”.

Hay amigo mío, que difícil será la vuelta. Nada será igual cuando todo esto pase, porque vamos a echar de menos, día tras día, tu sonrisa, tu buen humor, tu vitalidad, tu compañía.


Artículo de José Antonio Lucena publicado en 2014 en Nuevatribuna
Un proyecto que limita el acceso de los trabajadores a la justicia

Estamos de luto