<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 07.12.2022

La izquierda que se atreve a serlo

Aunque alguien se empeñe en convencernos de que no corren buenos tiempos para la izquierda, voy a combatir la depurada teoría del relevo.
iucm

Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid dio por concluida la llamada crisis de las candidaturas y se ha puesto manos a la obra para activar una campaña electoral intensa e innovadora

El domingo 26 de abril, IUCM presenta a todas sus candidatas y candidatos a las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo. En nombre de todos ellos voy a citar a dos: Raquel López, candidata a la alcaldía del ayuntamiento de Madrid, y Luis García Montero, candidato a la presidencia de la comunidad de Madrid.

Aunque alguien se empeñe en convencernos de que no corren buenos tiempos para la izquierda, voy a combatir la depurada teoría del relevo, ya sea a golpe de liberalismo, ya de la mano del populismo emocional. A veces, y esto es más lamentable –algunos dirigentes federales de IU están en ello- se pretende convertir la política en la trinchera de la mediocridad, fieles a aquella cita de Francois de La Rochefoucauld: “Los espíritus mediocres suelen condenar todo aquello que está fuera de su alcance”.

Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid dio por concluida la llamada crisis de las candidaturas y se ha puesto manos a la obra para activar una campaña electoral intensa e innovadora. Irrelevante será que cada dos días se difunda el mismo comunicado de no se sabe qué estructura federal para anunciar el no reconocimiento de la realidad. Lo cierto es que la práctica totalidad de los ayuntamientos de la comunidad de Madrid dispondrán en sus colegios electorales de papeletas de voto con el nombre de marca que se repite desde hace casi treinta años: IZQUIERDA UNIDA.

¿Responde este empeño de las siglas a una obsesión identitaria? No. Seríamos un blanco muy fácil, si así fuera. Es algo de mayor alcance y, a la vez, de más sencilla explicación. Las siglas forman parte de un proyecto que, a nuestro juicio, tiene mucho camino por recorrer. La izquierda, aquella que ha sido protagonista de los grandes cambios históricos, aquella que como diría Bobbio considera una aberración la desigualdad social, no puede ser objeto de una mera interpretación académica y publicitaria para devaluar su impacto político y electoral. Su imprescindible renovación no debe confundirse con la inconfesable renuncia al valor de sus ideas.

La izquierda de Madrid

Toca trabajar, hacer campaña, ultimar programas y presentar a las candidatas y candidatos de IUCM. Y en eso estamos

En los últimos meses un ‘clasificado’ debate en torno a la convergencia, con frecuencia estrafalario, ha dividido a sus protagonistas en partidarios y detractores. Se ha improvisado un falaz discurso sobre la unidad popular, solo al alcance de quienes desprecian o ignoran el significado actual e histórico de estos procesos. Para muestra un botón: los principales voceros de la unidad popular no tuvieron el más mínimo reparo en golpear la unidad y excluir, al precio que fuese necesario, a Izquierda Unida de la convergencia electoral, si no renunciaba a sus siglas, candidatos, programa y militancia. Una condición solo aplicable a IU, quizás porque otras fuerzas como Podemos no forman parte de lo que, con más frivolidad que acierto, denominan “la transición apañada”.

IUCM como la práctica totalidad de las federaciones de IU se negó a ceder a dicho atropello. No repito el resto de la secuencia porque uno ya está harto de ‘asuntos internos’. Toca trabajar, hacer campaña, ultimar programas y presentar a las candidatas y candidatos de IUCM. Y en eso estamos.

El domingo 26 de abril, IUCM celebra el acto de presentación de candidaturas. Allí estarán todas, todos. Allí estarán Luis García Montero y Raquel López. Un fundador de Izquierda Unida, poeta, escritor y profesor de universidad, un militante de la igualdad y de la izquierda, apoyado unánimemente por IUCM y reconocido muy mayoritariamente en la sociedad, la política, la cultura y la comunicación será el candidato a la presidencia de la comunidad de Madrid. Una concejala, militante de IU en el barrio de San Blas, conocedora como nadie del municipalismo en la ciudad, que ha combatido las políticas despilfarradoras del PP, que ha estado en todas las luchas de “los de abajo”, que tiene en la cabeza un modelo de ciudad abierta, solidaria, moderna y austera en la gestión de los recursos de las madrileñas/os, será nuestra candidata a la alcaldía de Madrid. Dos personas de la izquierda valiente, de la izquierda solidaria y ética, de la izquierda, de Izquierda Unida. Y junto a ellos, el resto de las/os candidatos de todos los pueblos de la Comunidad de Madrid.

Que habrá dificultades, incluso fuego amigo, sí. Pero ¿qué es un mundo sin dificultades? No es la dificultad la que impide atreverse, pues de no atreverse viene toda la dificultad… dijo el filósofo. A ganar Madrid, a derrotar en las urnas a la derecha, a construir un gobierno y un programa de izquierdas. Ese es el reto.

La izquierda que se atreve a serlo