jueves 1/10/20

Acción europea contra la pobreza energética

Las subidas de los precios de electricidad, gas, petróleo y de otros combustibles se han disparado en el cuadro de la crisis económica...

El pasado día 7 de febrero se presentó en España el dictamen del Comité Económico y Social Europeo (CESE) “Por una acción concertada para prevenir y combatir la pobreza energética” del cual fue ponente el sindicalista francés Pierre-Jean Coulon (de la Confederación Francesa de Trabajadores Cristianos, CFTC) y coponente Bernardo Hernández Bataller, secretario general de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC).

El acto, realizado en Madrid, estuvo enmarcado en una Mesa Redonda organizada por la Oficina de la UE en España y presidido por su director Francisco Fonseca. Además de los ponentes intervinieron Manuela López Besteiro, nueva presidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU) y María Irigoyen Pérez, diputada socialista en el Parlamento Europeo.

Son ya varios los dictámenes del CESE que se han presentado en distintas ciudades españolas con la colaboración de la representación de la Comisión Europea y con el fin de dar a conocer en España los trabajos del principal órgano consultivo (junto al Comité de la Regiones) de la Unión Europea.

En este dictamen, aprobado en septiembre, se hacen propuestas importantes al Consejo Europeo, a la Comisión y a los gobiernos de los Estados miembros encaminadas a resolver, o al menos aliviar, la situación a la que se ven abocadas cerca de sesenta millones de personas en Europa, con graves dificultades para acceder a un consumo básico de energía.

Las subidas de los precios de electricidad, gas, petróleo y de otros combustibles se han disparado en el cuadro de la crisis económica empujando hacia la exclusión social a las personas con bajos ingresos o desempleadas. Mientras tanto no existen indicadores ni definición de “pobreza energética” en el ámbito de la UE y solo recomendaciones a los estados miembros para que garanticen “una protección adecuada de los clientes vulnerables”.

Pero solo algunos países contemplan, de forma insuficiente, medidas paliativas. En este sentido hay que recordar que recientemente el Parlamento español rechazó una iniciativa de Izquierda Unida para que no se le cortase la luz, el agua o el gas a quienes no puedan pagarlo durante el invierno.

El dictamen del CESE considera urgente que se establezca un Compromiso Europeo de Seguridad y Solidaridad Energética y en ese marco la creación de un Observatorio Europeo y un Fondo Europeo específicamente dedicados a la erradicación de la pobreza energética. El ponente Coulon defendió el establecimiento de una tasa energética con ese objetivo y el coponente Hernández Bataller abogó por la inclusión de una referencia en la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE para que sea posible una legislación europea vinculante.

María Irigoyen alertó de la importancia de las próximas elecciones europeas para que los partidos progresistas puedan impulsar en la UE medidas como las que propone el dictamen del CESE y como las que su grupo ha defendido en la Eurocámara.

Acción europea contra la pobreza energética