miércoles 4/8/21

Covid-19, La evolución de una pandemia

El 1 de diciembre de 2019 la ciudad de Wuhan, en la República Popular de China, amaneció ante la presencia del reporte de un grupo de personas infectadas con un virus desconocido. Lo que comenzó como una epidemia fue mutando a medida que el patógeno se desplazaba de tierra en tierra, de país en país, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud a decretar una pandemia de riesgo de salud pública internacional, con pérdidas de vidas y un desplome financiero global de un alcance inimaginable.

Corrían las primeras horas, del primer día, del último mes del año 2019 en la región de China central; un grupo de trabajadores con lo que parecía ser una neumonía se presentó en las puertas del Hospital Wuchang. La mayoría de esas personas se dedicaban a la comercialización de animales exóticos vivos, por lo que se supone que el foco de infección provino desde ese sector. No está claro que esta ciudad sea el origen de la pandemia o solamente el primer lugar donde se identificó el virus, lo que sí es seguro que los casos activos en el gigante asiático ascienden hoy día a 1304 personas, con un saldo de 4636 muertes. La ruta de transmisión de persona a persona fue el puente que hizo de esta epidemia china una pandemia global decretada por la Organización Mundial de la Salud el 11 de marzo del 2020.

El encierro de Hubei fue una de las primeras cuarentenas decretadas desde las altas esferas gubernamentales para evitar la propagación de la enfermedad, sin embargo, el asiduo movimiento de turistas en la región posibilitó la exportación del virus a más de 150 países del globo. El mapa mundial del coronavirus alcanza los 105,2 millones de casos y más de 2,2 millones de muertos en todo el mundo. Por su proximidad, los países de Corea del Sur y la República Islámica de Irán fueron los primeros afectados por este zurrón de infecciones que comenzaría a arribar al continente europeo con los primeros vientos del año pasado. El 25 de enero se suscitó el desembarco del virus en tierras francesas, unos días después el virus arribaría a las tierras germanas. En solo cuestión de horas la pandemia golpearía las puertas de España y de Italia, siendo este último país quien corrió con el mayor número de decesos desde la aparición de los primeros casos, lamentablemente el número de muertes alcanzó las 90.618 personas, cifra que parece no detenerse.

Este efecto dominó cursó rápidamente los mares mutando su condición inicial y adaptándose a los nuevos hábitats, el océano ártico, el océano antártico, el océano índico, el océano atlántico y el océano pacífico no pudieron detener su avance. Al 21 de enero del 2020 los Estados Unidos de Norteamérica informaron a la opinión pública que habían detectado en la ciudad de Washington el primer caso de un individuo afectado por el COVID-19, de allí en más, los países que estaban del otro lado del Meridiano de Greenwich y debajo del Meridiano del Ecuador vieron que era inevitable la llegada de la pandemia y optaron por cerrar sus fronteras. Chile, Brasil, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Uruguay, República Dominicana, la gran mayoría de los países del cono sur incluido, obviamente la República Argentina, decretaron la cuarentena obligatoria.

El presidente Alberto Fernández llegada la medianoche del jueves 19 de marzo del año pasado anunció las medidas adoptadas por el gobierno para paliar la situación, estas medidas planteaban un aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 31 del mismo mes para todas las personas que se encontraran en el país. El viernes 20 comenzó la implementación del Decreto de Necesidad y Urgencia Nº297/2020, decreto que previó un plan operativo de preparación y respuesta al COVID-19 con una ampliación del DNU Nº260/2020 para modificar y abarcar medidas sanitarias para contener la propagación del coronavirus. El total de casos activos en la Argentina hoy día es de 158.230 personas, con un total de decesos de 48.700.

Es evidente que la República Popular de China está más cerca de lo que parece, estos fríos números no ejemplifican ni más ni menos que la evolución de una pandemia que ha marcado el nuevo milenio.

Covid-19, La evolución de una pandemia