sábado 20.07.2019

Geometría variable

pedro sanchez
pedro sanchez

La noche electoral, una vez más, ha estado rodeada de emoción e incertidumbre hasta el último momento en Madrid. La encuesta trampa de la Televisión madrileña hizo albergar esperanzas de triunfo a una izquierda dividida y expectante.

Como en la victoria de los cristianos sobre los sarracenos, las ciudades (los diputados) iban cayendo de una en una y engrosando las filas del contrario.

Todos los comentaristas y las conclusiones de hoy en los medios de comunicación mantienen la misma idea fuerza de choque entre bloques de izquierda y derecha.

¿Toda la derecha es realmente igual? ¿Porqué se acepta mecánicamente que Ciudadanos, PP y VOX suman juntos en todos los ayuntamientos y comunidades?

¿Toda la derecha es realmente igual? ¿Porqué se acepta mecánicamente que Ciudadanos, PP y VOX suman juntos en todos los ayuntamientos y comunidades?

Pedro Sánchez, primer líder en comparecer, además de felicitarse por los resultados de las europeas y de las municipales, tema indiscutible, sólo manifestó la necesidad de dialogar entre todas las partes constitucionalistas y exigió que cesara el cordón sanitario contra la fuerza que ha ganado las elecciones generales, las europeas, las municipales y una gran parte de las autonómicas.

Esa oferta, sin duda, iba dirigida fundamentalmente a Ciudadanos.

En Europa, en países como Inglaterra, Francia e Italia se han impuesto fuerzas antieuropeas, xenófobas y nacionalistas. ¿No mueve esto a la reflexión a un partido como Ciudadanos que ha hecho bandera de una Europa democrática e integradora?

Una vez celebradas las votaciones es el tiempo de la Política con mayúsculas.

El problema catalán se ha agudizado con el triunfo indiscutible de Puigdemont en Cataluña y el buen resultado de Oriol Junqueras en las europeas, así como de Maragall y ERC en Barcelona y las municipales. La hegemonía del PNV en Euskadi es abrumadora.

Por tanto es obligado levantar la vista y buscar los acuerdos necesarios para garantizar la estabilidad democrática y gobiernos en todos los ámbitos que impongan serenidad y buena gestión los próximos cuatro años.

Es obligado levantar la vista y buscar los acuerdos necesarios para garantizar la estabilidad democrática y gobiernos en todos los ámbitos que impongan serenidad y buena gestión los próximos cuatro años

Nada está grabado en piedra en materia de pactos y alianzas políticas. La estrategia mencionada por los portavoces del gobierno de Pedro Sánchez después de las generales se debe poner en práctica. Geometría variable para situaciones diversas en el conjunto de ayuntamientos y comunidades.

El debilitamiento de Podemos es un hecho innegable. La apuesta de Pablo Iglesias y de su candidata improvisada a Europa, de apoyar totalmente a Carlos Sánchez Mato en Madrid que ni siquiera ha conseguido los votos suficientes para entrar al consistorio y a Isabel Serra en la Comunidad, que ha superado la barrera del 5% por los pelos, demuestra una vez más la escasa capacidad política y el exceso de tacticísmo de un líder en horas bajas.

Carmena ha dado muestras de su debilidad política. No ha tardado ni cinco minutos en decir que se va abandonando la nave, dejando el barco sin rumbo y el timón vacío. Los proyectos personales suelen tener estos finales. La estrategia seguida por Errejón y la jueza de romper Podemos y convertirse en el referente de ese espacio político ha fracasado completamente.

Las candidaturas de Gabilondo y Hernández por el PSOE de Madrid, no han sumado nada con relación a los resultados de hace cuatro años. Al contrario han obtenido peores datos, máxime teniendo en cuenta los votos de las últimas elecciones generales. En el caso de Ángel Gabilondo, que ya ha perdido en dos intentos, sería razonable que dedicara su reconocida experiencia en otros ámbitos de la política y diera paso a una renovación profunda en las filas del PSOE de Madrid.

Es al PSOE de Pedro Sánchez a quien le corresponde tomar las riendas de las negociaciones en todos los ámbitos y con altura de miras forjar los pactos necesarios que aíslen a la extrema derecha representada por VOX y que garanticen instituciones democráticas y representativas de amplias mayorías, rompiendo la dinámica perversa de bloques entre derecha e izquierda.

Es el momento.

Geometría variable