martes 30/11/21

Murcia y la democracia normal…

Reflexionemos unos segundos.

6 diputados de un partido político presentan una moción de censura contra el Presidente autonómico porque consideran hay suficientes razones políticas (corrupción, ineficacia, oscurantismo, etc): firman dicha declaración y apoyan que uno de ellos sea el próximo Presidente. (Presidenta en este caso). Son conscientes que cuentan con el apoyo suficiente de otros partidos políticos para ganar la votación.

A las pocas horas 3 de esos 6 diputados son nombrados Consejeros por el mismo Presidente al que habían presentado una moción de censura.

¿Es esto de recibo? ¿Es esto “normal” en los usos y costumbres de la democracia que nos hemos dotado en España?

Sinceramente creo que no. El tema no puede analizarse acudiendo a análisis políticos, ideológicos o morales. Demuestra el tipo de personas que son tanto los 3 implicados como el Partido Popular a todos los niveles que aceptan y provocan la traición a sí mismos que han cometido los nuevos consejeros.

Porque no es que traicionen a un partido o a unas ideas, es que se traicionan a sí mismos, a lo que han hecho y firmado 2 días antes. ¿Quién puede confiar en unas personas que hacen esto?.

Es normal que la mayoría de la población desprecie y se aleje de la actividad política y rechaze a “los políticos” en general al ver estos comportamientos.

Da igual que el Partido Popular haya firmado solemnemente un “Pacto contra el transfuguismo”. Sin pudor lanza un mensaje a los miembros de Ciudadanos y les abre sus puertas a que sin ningún debate político o ideológico se pasen a sus filas, rompiendo tanto la disciplina de partido como cualquier mínimo concepto de ética o moral. “Venid con nosotros que todavía tenéis posibilidades de tener un puesto y un sueldo” vocean en el mercado de la vergüenza.

El argumento que riza el rizo es el manifestado por la portavoz de los 3 transfugas de Ciudadanos que no merece ser nombrada por su nombre y apellidos. Explica : “Los murcianos no me votaron para dar el gobierno de Murcia a Pedro Sánchez”…obviando que la persona propuesta para ser Presidenta de Murcia es de su partido Ciudadanos, y que ella misma había firmado que le apoyaba para ese cometido.

¿Dónde queda la vergüenza? ¿Habrá realmente alguien en Murcia o en cualquier sitio que le “compre” algo a esta señora?

Encima el secretario general del Partido Popular, murciano de pro, se jacta de haber evitado una moción de censura que es un cauce democrático y recogido por nuestra Constitución para momentos justificados. Y todo el Partido Popular le aplaude su “democrática gestión”. Lamentable.

Si aceptamos los españoles que lo que está ocurriendo en Murcia con el nombramiento de 3 consejeros en su gobierno que dos días antes han firmado por la censura de ese gobierno es que nuestra concepción de la democracia está por los suelos y que "la normalidad democrática" deja mucho que desear.

Comprar directamente a 3 personas para que se desdigan de lo hecho a cambio de ocupar 3 Consejerías en un Gobierno es algo increíble que ruboriza a las personas de bien.

Si esto se consiente cualquier cosa puede pasar en Murcia…y en España.

Algo huele a podrido en esta querida piel de Toro.

Murcia y la democracia normal…