Martes 25.06.2019

Leninismo

Aznar, Felipe González, los editoriales de El País han descubierto, en plan descalificatorio, el término leninismo para referirse a Podemos, a la CUP… y dentro de poco lo dirán del PSOE.

Aznar, Felipe González y los editoriales de El País han redescubierto, en plan descalificatorio, el término leninismo para referirse a Podemos, a la CUP… y dentro de poco lo dirán del PSOE.

Sólo pretenden asustar, evitar un gobierno distinto al que tienen definido en sus mentes y en sus carteras, poniendo sobre la mesa un nombre que salido de sus gargantas sólo les ensucia la boca.

Pedro Sánchez, en el editorial de El País de hoy 31 de enero de 2016, también es acusado de leninista y de convertir al PSOE en una CUP cualquiera.

¿Por qué mienten tanto?¿Por qué tergiversan el significado de un término histórico?.

De esa manera creen que denigran a una posición política identificada con Lenin y el comunismo.

Lenin, que no vivió muchos años, acabó con el régimen zarista que oprimía al pueblo ruso e inició un proceso de transformación y modernización de su país reconocido por todo el mundo…, pero que se sepa nunca hizo un referéndum entre los militantes del Partido Bolchevique, dirigido por él, para decidir si tomaban el Palacio de Invierno o gobernaban con los mencheviques o con los eseritas (Socialrevolucionarios SR)

¿Qué razones hay para que un medio de la importancia en la historia democrática de España como es El País, tire por la borda todo atisbo de prestigio que le queda entre los lectores progresistas españoles con editoriales basura queriendo imponer un modelo de gobierno después de atacar sin piedad cualquier opinión que no sea la de que siga gobernando el Partido Popular a cualquier precio?

¿Quiénes son los dueños de El País que impulsan esa línea editorial? ¿ Los fondos de inversión norteamericanos, el Banco de Santander, La Caixa? A este paso pronto tendrán que llevar a fallidos sus préstamos y capital en un periódico que se va a quedar sin lectores.

En el afán que persiguen no les cuadra Pedro Sánchez. Sí les cuadran otros. Ahora (amor interesado) están enamorados de los “barones y la sultana socialistas”. Son los buenos en esta partida, son a los que Pedro Sánchez “trata de desbordar refugiándose en la militancia, de la que al parecer espera más calor que de los dirigentes”, como indican en su editorial.

Pero ¿Quién ha escrito esa memez? Ahora, los aparatos territoriales son los buenos y los militantes un refugio. Un periódico que se ha hartado de defender la democratización de los partidos, que eran rémoras que había que renovar de abajo a arriba, que dedicó centenares de páginas a impulsar el 15-M (para cargarse al gobierno del PSOE en plenas elecciones), acusa a Pedro Sánchez de imitar a Podemos “que convoca consultas con censos y resultados dudosos siempre muy controlados por una dirección leninista”(sic).  Otra vez la palabreja, otra vez el inapropiado insulto. Como me dijo recientemente un buena amiga anarquista militante de Podemos "Si Podemos es leninista yo soy la Hada Madrina y Pablo Iglesias el pitufo gruñon".

Todos leninistas, menos Aznar, Felipe González y el Partido Popular que no consulta nada a sus bases, que es un partido serio y dirigido por un equipo demócrata y honrado, única garantía de que este país siga adelante y consolide una economía que los anteriores dejaron hecha unos zorros.

Lo que realmente necesita este país, es apartar de la Moncloa y de los Ministerios, al Partido más corrupto de la historia de España, un partido que ha utilizado el dinero negro de las mordidas entregadas por las grandes empresas para pagarse sobresueldos, construir sedes, saltarse los límites de gasto en las campañas electorales y pagar servicios oscuros.

Cada editorial de El País es un tortazo a la inteligencia de sus lectores y una injerencia descarada en la vida interna de los partidos, especialmente del PSOE al que está empeñado en decirle lo que tiene que hacer y lo que no

En la búsqueda de soluciones imaginativas para no tener que repetir las elecciones si Rajoy no puede ser Presidente y Pedro Sánchez no debe como pregonan algunos voceros ¿Entonces quién? ¿Juan Luis Cebrián Presidente ejecutivo del Grupo Prisa y miembro del Grupo Bilderberg?

Recordando las biografías, conviene no olvidar lo que ha hecho cada uno para traer la democracia a España. Juan Luis Cebrián, director desde su fundación de El País, con 19 años sin ninguna experiencia previa fue nombrado redactor jefe de Pueblo, diario de la tarde del Movimiento, dirigido por el íntimo amigo de su padre Emilio Romero.

Fue jefe de servicios informativos de RTVE con Franco en el poder y director de ABC con Arias Navarro que dio su aprobación al nombramiento.

Su padre Vicente Cebrián fue un alto cargo de la prensa del régimen franquista y director del diario Arriba, órgano de la Falange Española.

Este señor, ideólogo de los editoriales de “El País”, recientemente escribió un largo artículo, prólogo de la no menos larga entrevista a Felipe González, donde marcaban el rumbo correcto.

Un demócrata de toda la vida que se permite acusar de leninistas a todos los que no coinciden con sus soluciones. Lo mismo que hacía en el franquismo cuando era la voz de su amo mientras los demócratas, socialistas y comunistas estaban en la cárcel luchando por la democracia. El que lo quiera olvidar, que lo olvide.

Leninismo