#TEMP
lunes 16/5/22

Mindfulness técnica para el control emocional del personal que se enfrenta al COVID 19

En una primera aproximación podemos decir que el Mindfulness es una filosofía de vida que incluye la práctica de la meditación

En una primera aproximación podemos decir que el Mindfulness es una filosofía de vida que incluye la práctica de la meditación. El Mindfulness es un estado de la mente consistente en estar atento al momento presente con aceptación, lo que se asocia a un gran bienestar físico y psicológico. También define las técnicas que permiten alcanzar este estado.

En las filosofías orientales se contempla la mente como el sexto sentido. No porque tenga poderes paranormales, sino porque es igual que el resto de los sentidos. Así por ejemplo, aunque no escuchemos, el oído no puede dejar de oír. Con la mente ocurre lo mismo. Podemos pensar voluntariamente, por ejemplo cuando preparamos una conferencia, pero si no pensamos voluntariamente, la mente no para de producir pensamientos de forma involuntaria, ya que puede dejar de pensar. En todos los idiomas occidentales tenemos dos verbos para expresar el uso voluntario o involuntario de sentidos como puede ser el oído, oír y escuchar. Sin embargo, no existe esta distinción en el caso de la mente, aunque en algunos idiomas orientales sí tienen incorporado al lenguaje este doble uso. Así, podríamos decir «yo pienso» (expresando el uso voluntario de la mente) frente a «yo soy pensado por mi mente» o «la mente piensa» (indicando su uso involuntario). 

El objetivo de esta técnica es lograr un profundo estado de conciencia durante la sesión, y se usan varias técnicas concretas para alcanzarlo. Perseguimos conseguir que nuestra conciencia se relaje y no elabore juicios de nuestras sensaciones, sentimientos o pensamientos. Saber qué acontece en nuestro fuero interno en cada instante a través de la gestión de los procesos atencionales. 

El Mindfulness consigue separar la persona de sus pensamientos para poder reconocerlos y poner en duda los patrones mentales, otorgando un gran peso al aquí y el ahora mediante una atención total al momento presente.

En una situación de activación excepcional e intensa del sistema de supervivencia, como la actual pandemia, podríamos hablar de distintos perfiles de profesionales que trabajan en recursos asistenciales en función de su exposición al virus SARS-CoV-2.

¿Qué ejercicios prácticos específicos de Mindfulness, formal e informal, recomendaría para cada uno de ellos?. No parece que se puedan ni deban hacer distinciones por el perfil profesional, ya que el sufrimiento humano es continuo y se muestra de muy diferentes formas. Estamos viviendo una pandemia como podríamos estar viviendo una guerra, una hambruna o atentados terroristas continuos según el Dr. García-Campayo (Dirige el Máster de Mindfulness de la Universidad de Zaragoza). Para García-Campayo, las técnicas a utilizar son la atención en la respiración (contar respiraciones) y el “body scan” breve. El objetivo del body scan consiste en focalizar la atención profunda en el área que estemos sintiendo y explorando. Como mindfulness informal se recomienda la práctica de los tres minutos y el mindfulness caminando.

 Para terminar, creo que la frase que sintetiza todo lo anterior expuesto es: “Allí donde el agua alcanza su mayor profundidad, se mantiene más en calma” (William Shakespeare).

Mindfulness técnica para el control emocional del personal que se enfrenta al COVID 19