#TEMP
jueves. 30.06.2022

La España de Charanga y Pandereta: Análisis de Premoniciones

 Fue Antonio Machado quien escribió la “España de charanga y pandereta”:

“La España de charanga y pandereta,

cerrado y sacristía,

devota de Frascuelo y de María,

de espíritu burlón y alma inquieta,

ha de tener su mármol y su día,

su infalible mañana y su poeta.

En vano ayer engendrará un mañana

vacío y por ventura pasajero.

Será un joven lechuzo y tarambana,

un sayón con hechuras de bolero,

a la moda de Francia realista

un poco al uso de París pagano

y al estilo de España especialista

en el vicio al alcance de la mano.

Esa España inferior que ora y bosteza,

vieja y tahúr, zaragatera y triste;

esa España inferior que ora y embiste,

cuando se digna usar la cabeza,

aún tendrá luengo parto de varones

amantes de sagradas tradiciones

y de sagradas formas y maneras;

florecerán las barbas apostólicas,

y otras calvas en otras calaveras

brillarán, venerables y católicas.

El vano ayer engendrará un mañana

vacío y ¡por ventura! pasajero,

la sombra de un lechuzo tarambana,

de un sayón con hechuras de bolero;

el vacuo ayer dará un mañana huero.

Como la náusea de un borracho ahíto

de vino malo, un rojo sol corona

de heces turbias las cumbres de granito;

hay un mañana estomagante escrito

en la tarde pragmática y dulzona.

Mas otra España nace,

la España del cincel y de la maza,

con esa eterna juventud que se hace

del pasado macizo de la raza.

Una España implacable y redentora,

España que alborea

con un hacha en la mano vengadora,

España de la rabia y de la idea…

No solo don Antonio fue acertado en sus premoniciones, quiero traer aquí hoy otros dos ejemplos de españoles, de contrario pensamiento político (representan a las llamadas, bien o mal dos Españas), pero con igual capacidad de visualizar el futuro, Luis García Berlanga y Emilio Romero Gómez.

El primero en su película titulada “¡Todos a la cárcel !”. En 1993, el director de cine Luis García Berlanga se anticipó a lo que sucedería luego y a lo que continúa sucediendo hoy, en esta película considerada menor en su filmografía pese a que obtuvo diversos reconocimientos, entre ellos el premio Goya al mejor director y a la mejor película de ese año. Se le criticó a Berlanga dar una imagen de España demasiado irreal y esperpéntica por más que ya entonces fueran reconocibles los hechos y las conductas queen la película se parodiaban: políticos, banqueros, empresarios, gente de la farándula y del espectáculo coinciden en la cárcel Modelo de Valencia (sí, la de Valencia precisamente,donde también se rodó la película, toda una premonición)en la celebración de un homenaje a los presos políticos del franquismo que terminará en un aquelarre disparatado y lleno de humor, con todos los visitantes intentando hacer negocios de todo tipo aprovechando su paso por la prisión  (la cultura del pelotazo)

Tanto el título como el final de la película fueron premonitorios de lo que sucedería muy pronto: las crónicas de   tribunales, con policías y guardias civiles entrando y saliendo de sedes de partidos y de empresas con órdenes de registro, banqueros imputados y hasta miembros de la casa real investigados…

Nuestro otro personaje de este artículo, Emilio Romero Gómez (Director del diario Pueblo más de veinte años en la etapa franquista) quien estrenó en el Madrid de 1980, la obra de teatro en forma de monólogo “Yo fui amante del Rey”. El autor, a través de la historia sentimental real, de Adela Larra, amante del monarca Amadeo de Saboya, establece un paralelismo político entre la década de los años 70-80 de los siglos XIX y XX y señalalos parecidos, a efectos solamente de no repetir los errores de la historia. El personaje de la obra es Adela Larra, hija del escritor Mariano José de Larra.Adela era una bella e interesante mujer, al menos diez años mayor que el rey. Su físico respondía a los más clásicos cánones de la llamada“belleza española”, de ojos y pelo intensamente negros,mostraba dos largos mechones cayendo, a ambos lados del rostro, por delante de las orejas; un detalle especialmente llamativo que hizo que se la bautizara popularmente como la dama de las patillas.

En casa de la nada reputada Adela,gozaba el rey de un ambiente tranquilo y cálido, donde su amante soportaba inacabables confidencias sobre lo mal tratado y lo poco querido que se veía por los cortesanos, políticos y pueblo español. Adela conoce aquellos años de Amadeo a dos políticos que se turnan en el poder, Ruiz Zorrilla y Sagasta. Las referencias a la actualidad desde la distancia de cien años, se pueden concretar, según el autor, “en el trajín de los políticos, olvidando los grandes problemas nacionales; la incapacidad de hacer el Estado autonómico, la corrupción, las trabas en la libertad de expresión, el bipartidismo, ajeno a todo lo que no sea apetencia y lucha por el poder; los nacionalismos emergentes, y la actuación de la derecha apostólica”.No se le puede negar a Romero sus dotes para la premonición, basada claro está en el conocimiento de nuestra historia.

Por último, refería el poeta Ángel González de la generación del 50 que: “la historia de España es como la morcilla de mi pueblo. Se hace con sangre y se repite”.

La España de Charanga y Pandereta: Análisis de Premoniciones