viernes 03.04.2020

PP: cría cuervos que te sacarán los ojos

Cuando la marquesa de Casa Fuerte (nacida Cayetana Álvarez de Toledo) dijo lo que dijo sobre su partido en el País Vasco estaba avisando que la dirección máxima no había puesto todas sus complacencias en Alfonso Alonso. Se armó la de Dios es Cristo, pero la advertencia ya estaba lanzada. La señora marquesa les decía que en Madrid no compartían el liberalismo de Alonso y los, reales o aparentes, chicoleos con el PNV y su gobierno: «enemigos de España». Alonso captó al vuelo que doña Cayetana no había improvisado el quilombo. No era un pronto del grupo de niñatos de Madrid. Alonso entendió que la mano de Aznar es eternamente alargada. Le honra que siguiera en sus trece y -más aún- se enfrenta a la casamata de Génova con relación al pastel de Ciudadanos.

El Aznar chico cesa a Alonso. Diríase que es una carambola: por un lado, se quita de en medio al vasco; por otro lado, lanza una advertencia a Feijóo para que no se llame a engaño sobre quien manda en el partido. Porque, efectivamente, esto no va de política de alianzas, ni de constelaciones electorales. Esto va de obediencia ciega al Mando. El acuerdo con Ciudadanos es solamente el escaparate de los grandes almacenes. Así que cuando el Mando  ha dado el Parte todo lo demás -incluidos generales, jefes y oficiales- es marinería y tropa.

Borja Samper se opuso con modestia a la señora marquesa; Alonso ha discrepado, también con modestia, del Aznar chico. Se corrobora lo que el secretario florentino dejó escrito: «La modestia no aplaca a un enemigo jamás». Lo pueden ver en los Discursos de Maquiavelo sobre las décadas de Tito Livio.

P/S.- Cría cuervos que Casado te sacará los ojos.


Metiendo Bulla

PP: cría cuervos que te sacarán los ojos