miércoles 01.04.2020

Después de la Sentencia ¿qué?

Oriol Junqueras en una imagen de archivo.
Oriol Junqueras en una imagen de archivo.

Veremos qué consecuencias jurídicas tiene la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el caso Junqueras y también iremos viendo sus efectos colaterales con otras personas tanto en prisión como los fugados de la Justicia española. En todo caso, tengo claro lo siguiente: nadie debería leer la sentencia y sacar como concusión la ruptura de las negociaciones PSOE y ERC para la investidura y pacto de legislatura. Los peligros de no hacerlo siguen pendientes. La primera consideración es la siguiente: España debe aplicar a rajatabla la sentencia del Tribunal, lo que comportaría evitar cualquier intento de recurso o zascandileo, que complicaría mucho más las cosas. Prudencia y temple.  

ERC no puede correr el riesgo de impedir la investidura y provocar, en consecuencia, una nueva convocatoria de elecciones generales

La segunda consideración es eminentemente política. Entiendo que ERC hace rematadamente mal suspendiendo las negociaciones para la investidura hasta que –ponen como condición--  el gobierno de Pedro Sánchez valore la sentencia y, se supone, apriete las tuercas (no se sabe bien a quién) para que Junqueras salga en libertad.

ERC no puede correr el riesgo de impedir la investidura y provocar, en consecuencia, una nueva convocatoria de elecciones generales. De hecho los máximos dirigentes del partido están calentando la situación en vez de establecer la separación entre la sentencia y las negociaciones. Ese grupo dirigente --apretado por babor por sus juventudes y por estribor por sus senectudes y rodeado por todos los sitios por Waterloo y sus franquicias--  no tiene el cuajo suficiente para enfrentarse a la situación y ejercer de pedagogo de su militancia. Salvando las diferencias hace de Jeremy Corbyn que ante el brexit exige que su partido, el Labour, sea neutral.

ERC puede llevarnos a la catástrofe. No es pesimismo, sino la constatación de lo que parecen querer los dirigentes republicanos. Unas nuevas elecciones tendrían unos resultados imprevisibles. Toquemos madera, pues. 

Artículo publicado en el blog 'Metiendo bulla'

Después de la Sentencia ¿qué?