sábado 29/1/22

Rosa Luxemburgo sobre el derecho de autodeterminación

rosa

A continuación se reproduce un fragmento de la obra póstuma de Rosa Luxemburgo, La Revolución rusa, en la que la famosa luchadora, admiradora de la revolución, discrepa de Lenin y Trotsky sobre el asunto de las nacionalidades y critica el derecho de autodeterminación que los bolcheviques defendieron con ahínco.  Se ofrece aquí un pequeño fragmento sugiriendo a los amables lectores la lectura completa de esta obra, que no es sino un borrador que el asesinato de la autora impidió llegar a la versión final.

[…] el famoso “derecho de autodeterminación de las naciones” no es más que hueca fraseología pequeñoburguesa y una farsa.

¿Qué se supone que significa este derecho? Forma parte del abecé de la política socialista el que el socialismo se opone a toda forma de opresión, incluida de una nación por otra. […] En todos estos casos [se refiere a Finlandia, Polonia, Lituania, los países del Báltico y los pueblos del Cáucaso], quien realmente se involucró en esa política reaccionaria no fue el “pueblo”, sino las clases burguesas y pequeñoburguesas. Estas, en total oposición a sus propias masas proletarias, pervirtieron “el derecho nacional de autodeterminación” y lo convirtieron en un instrumento de su política contrarevolucionaria. Por tanto -y llegamos así al fondo de la cuestión-, el carácter utópico y pequeñoburgués de este eslogan nacionalista reside en que, en medio de la cruda realidad de la sociedad de clases, cuando los antagonismos se agudizan al máximo, se convierte en un mero instrumento para el gobierno de la clase burguesa. Los bolcheviques iban a aprender, con gran perjuicio para ellos mismos y para la revolución, que bajo el dominio del capitalismo no existe la autodeterminación de los pueblos, que en una sociedad de clases cada clase de la nación lucha por “autodeterminarse” de una manera distinta y que, para las clases burguesas, la libertad nacional está totalmente subordinada a la del dominio de clase. La burguesía finlandesa, al igual que la ucraniana, mostró unanimidad a la hora de preferir el gobierno violento de Alemania a la libertad nacional, si esta última iba ligada al bolchevismo.

Rosa Luxemburgo sobre el derecho de autodeterminación