miércoles 11.12.2019

Con José Luis Montesinos (CCOO) 'la Justicia va a ciegas'

La imputación está construida en base a relatados tan falsos y distorsionados que pueden llevar a conclusiones erróneas.

Se dice que la "justicia es ciega",  y así imaginaban los antiguos a la Diosa de la Justicia, con los ojos vendados, la espada y una balanza. Ciega porque no debe responder a favoritismos y porque sus actos deben basarse  sobre hechos reales y verídicos. Pero en algunos casos nuestra justicia, más que ciega, parece "que va ciega o a ciegas" como es la imputación de José Luis Montesinos dirigente de CCOO, construida en base a relatados tan falsos y distorsionados que pueden llevar a conclusiones erróneas.

Se mezclan hechos delictivos, robos de dinero público, intrusos en pólizas financiadas con dinero público, sacos de billetes de 500 euros enterrados en jardines, compra de chalets y decenas de pisos, unos hechos que CCOO ha sido el primero en denunciar y reprobar. Se ha construido una Babel de hechos que nada han tenido, tienen, ni tendrárán que ver con la actividad sindical, ni con las formas de actuar de CCOO  ni de  sus dirigentes.

Se mezcla a personas que hace quinquenios que dejaron su responsabilidad y su actividad sindical para seguir relacionándolas con el sindicalismo, contribuyendo a desprestigiar su función. Se mezclan chanchullos de responsables políticos y la inclusión de familiares y amigos en pólizas manipuladas con dinero de la administración, pretendiendo confundirlo con la intervención y el asesoramiento sindical en la negociación de los despidos colectivos, y el trabajo de sus técnicos en la defensa de los intereses de los trabajadores y trabajadoras afectados por las extinciones de sus contratos de trabajo.

Se mezcla todo y sale una pócima letal para los sindicatos que, es de esperar, que no la beba la sociedad democrática y en especial los trabajadores y trabajadoras de este país, pero que está resultando muy útil para los sectores que sueñan con verlos desaparecer.

Se  nos acusa, y por esto se imputa a una Federación Sindical de CCOO, el  haber realizado actuaciones mercantiles con una empresa gestora que, entre sus actividades, contaba la formalización de pólizas de prejubilaciones o de seguros; una empresa que, antes de ser intervenida judicialmente, trabajaba legalmente para cientos de empresas de todos los sectores de actividad y percibía sus honorarios de las empresas que requerían sus servicios, no sólo de la Junta de Andalucía, de la que cobraba sobrecomisiones,  según el proceso.

Y, con todos los respetos a la actuación judicial, estas premisas son erróneas, y si no expresan mala fe,  como seguro que es el caso, al menos, parten de un desconocimiento absoluto de lo que implica la negociación de los despidos colectivos en las grandes y medianas empresas, de la complejidad de las medidas a adoptar para cada colectivo, de los múltiples supuestos que deben contemplarse, de la infinidad de estudios actuariales y costes, de las innumerables acciones sindicales individuales y colectivas, en fin , todo aquello  que trabajadores, sindicalistas, y empresarios que los han sufrido, conocen sobradamente.

Y sobre el traído y llevado cobro de estos servicios por parte de los sindicatos, podrá haber opiniones distintas; habrá  incluso quien opine que los sindicatos no deberían cobrarlos jamás,  pero  otras personas, en especial sus afiliados y afiliadas, hasta hoy,  han entendido que sí, que están en su derecho porque es legal y es de justicia.

Y a título informativo, para saber de qué estamos hablando  y a que hechos se refiere, más allá de  los titulares de prensas,  la imputación a José Luis Montesinos del pasado 25 de abril por el juzgado número 6 de Sevilla, diremos que se trata de una  póliza de 200 euros/mes, hasta un total de 12.000 euros, que aprobó el órgano de dirección de FITEQA CCOO, para la viuda de un trabajador de esta organización en Madrid, que murió prematuramente y apenas le dejó recursos.

Y la pregunta que nos podemos hacer es, ¿qué tiene que ver esto con el caso de los ERES de Andalucía? Nada. Ni nada tiene que ver con los millones de euros de la causa de los ERES , con los Ruiz  Mateos de turno, con el blanqueo de dinero y toda esa podredumbre. Nada de nada. Nada tiene que ver, y por esto, en su comunicado de prensa, CCOO exige celeridad y responsabilidad para aclarar los hechos y dejar las cosas en su sitio de una vez. Para dejar a cada cual en su lugar, sabiendo que el  de José Luis Montesinos y el de CCOO están en el del trabajo honrado como quedará demostrado, aunque entre tanto, el coste personal y sindical  será  tremendo.

Pero con todo, y a pesar de este hecho tan injusto –que se corregirá seguro con la verdad– no debería debilitar, ni un ápice, nuestra confianza en la justicia, porque sin confianza en el estado de derecho la convivencia democrática sería imposible.

Con José Luis Montesinos (CCOO) 'la Justicia va a ciegas'