martes 15.10.2019

¡Por Venezuela, carajo!

En las guerras (de muchos tipos) la primera víctima suele ser La VERDAD.

Todo el mundo sabe que el fenómeno Chávez surge después del “Caracazo”, que, de una forma un poco comprimida, sucedió cuando los socios políticos de PP y PSOE, pertenecían a las Internacionales respectivas (Demócrata cristiana e Internacional Socialista) y podían financiar a sus franquicias en España

El bombardeo masivo de supuesta información, tiene como recompensa, o eso creen los que la controlan, que, como consecuencia del poco sentido de juicio crítico, ignorancia y alienación en general, consiguen momentáneamente con la sola variación del comedero ideológico donde se alimenten, que gran parte de la llamada “opinión pública” se ponga a favor de una supuesta Verdad (lo que duran las noticias de portada), otra cosa es la Historia real (como esta se consume normalmente en libros posteriores, un poco pesados “ya me enteraré cuando hagan la película o la serie”).

No digas mentirijillas, total no tienes mucho que ganar y al final te llamarán igualmente mentiroso, las mentiras cuanto más grandes más creíbles (lo vemos en temas como el asesinato de mujeres, los extranjeros, etc., etc.).

Y con esto, voy al tema. Oía a Casado (que no solo es un gran manipulador, mentiroso, sino que le hace falta una “ducha de aulas” como el comer) estos días en los informativos hablar del régimen represivo en Venezuela (bueno, a ese país, que los fachas y que el gran periodista de los Los Santos, me perdone, “los maricomplejines” socialdemócratas) siempre se dirigen (una táctica perversa) por el nombre de pila de su presidente (el mundo contra Castro o Chávez Putin o Maduro, con el chino de turno se hacen más lío, les pasa como con el autonombrado “president” de Venezuela, que no se han aprendido el nombre aun y le llaman cualquier cosa [no tiene doble sentido la frase]).

Todo el mundo sabe que el fenómeno Chávez surge después del “Caracazo”, que, de una forma un poco comprimida, sucedió cuando los socios políticos del AP (PP) y PSOE, pertenecían a las Internacionales respectivas (Demócrata cristiana e Internacional Socialista) y podían financiar a sus franquicias en España, estos, si con el petróleo y la desigualdad del pueblo venezolano. ¿Se acuerdan de Carlos Andrés Pérez, por ejemplo, amigo personal de Felipe G. X? ¿Del caso de Galerías Preciados? F:G, se portó como un “amigo”, terminó exiliado en Miami, condenado, eso sí con todos los millones que se robó. La subida injustificada y brutal, terminó con la represión y la muerte de cientos de Venezolanos, ¡eso fue represión, sr. Casado! Pásese un día por una aula de historia o compre un fascículo al menos, antes de hablar. Conocí esa Venezuela de los años ‘70, ‘80, donde una comida con carne, vino, etc., te costaba 200 pesetas, casi lo mismo que una habitación de hotel, te podías permitir el lujo de coger una solo para la siesta, por ese precio. Venezuela tiene una de las reservas más importantes de petróleo entre otras riquezas y esa es también su “desgracia”, que hay mucho “mete-mano” rapaz al acecho y no les importa bloquear, acosar, denigrar a su gobierno legítimo, apoyándose en esa minoría que al día de hoy esquilma y esquilmó a ese país, que usa todos los trucos que la CIA les enseñó para crear el malestar y el boicot de la economía (sobre la evolución de los precios del petróleo, creo que no son datos “chavistas,” cualquiera puede consultarnos y aquí sus beneficios no van para un puñado de familias reales como en otros lugares).

No entro a valorar, por respeto, si ese es el mejor gobierno para Venezuela, eso que lo digan los venezolanos, en Venezuela ha habido muchas elecciones recientes y todas supervisadas internacionalmente, la mayoría las ha ganado el gobierno actual y otras no las ha ganado y estos lo han reconocido siempre (al contrario que esta antidemocrática oposición), que hagan elecciones cuando corresponda o se necesiten pero dentro de los cauces constitucionales, no llamando al ejército a dar un golpe de estado, como están haciendo.

Muchas veces me preguntaba cómo hacían los contestatarios, las gentes humildes, para sin tener acceso a la información, cuando las únicas asambleas permitidas ocurrían en las iglesias y las daba el cura (que aparte de su propia ignorancia, todo pasaba por la influencia de los caciques, patrones y La Santa Madre Iglesia, todos ellos “informadores desinteresados”) lo que contaban los que habían ido fuera, la mayoría a servir o a servir a la patria salían del pueblo a morir por la patria y el Rey, en este caso también por su patrimonio, el del Rey digo. Mi madre, que fue una revolucionaria, desde jovencita del Sindicato de la Aguja e Hilo de UGT en la República (ahora muchos rebajan el valor cultural que supuso esa República para el pueblo y banalizan al respecto sobre lo que supuso para la clase obrera y la nación); mi madre, decía, seguramente nunca leyó un libro de Marx o Lenin, leía El Socialista (el de entonces) como mucho, las películas en blanco y negro, sobre todo de Chaplin, y poco más y nunca tuvo dudas  de quién era el “enemigo”, si tienes conciencia de clase, o te indignas contra las injusticias y desigualdades, los que destrozan los Derechos Humanos, eso me lo dejó en herencia, no podía enriquecerme más.

Por eso, ahora, cuando veo lo de Venezuela, estoy seguro de con quien NO estoy, sin entrar en dimes y diretes, tengo claro que, si un “tipo” como Trump (no hay espacio para enumerar todas sus barbaridades contra la humanidad y la mayoría ya las sabéis), los Uribes de Colombia” lo mismo, El Bolsonaro de Brasil, esta semana un diputado gay se ha exiliado por las amenazas de muerte, que mantiene que preferiría a su hijo muerto que homosexual, que para él la dictadura también fue un periodo de placidez y que se asesinó a pocos marxistas, esa dictadura heredera de la que le mandaba a Franco toneladas de café por cuenta del pueblo brasileño y para el pueblo español a través de él, que Franco vendía al organismo competente de su distribución y el dinerito a su cuenta corriente (eso si es financiación y no la del sr. Monedero, por supuesto la “familia” Franco sigue exenta de investigación patrimonial alguna); de los Macri de Argentina “el rey de los paraísos fiscales etc...

Si a estos le sumamos el señor X, el trifachito (sí, este señor que se autoproclama “president” fuera catalán, ¿Cuántos años pedirían para él? ¿Por qué no piden un 155 completo internacional para este pelele? Porque, una cosa es lo que yo haga y otra cosa los demás.

Nos quieren hacer ver que la mayoría de la humanidad está con ellos y por lo tanto tienen razón, pues ninguna de las dos cosas es cierta (la mayoría de latino américa, casi desde el primer momento reconoció a Franco y no por eso este país dejó de ser una dictadura asesina [excepto Méjico con su gran dignidad, fue tierra de acogida, a los hispano-latinoamericanos, “Siempre nos quedara Méjico”, gracias]). ¿Cuantos millones de personas han llegado a Venezuela por diferentes motivos, la mayoría desde Colombia? Porque ahora quieren manipular esta situación, que es difícil el día a día por la hostilidad conservadora, la crisis económica, principalmente debida a la bajada de los precios del petróleo en la última década, es normal que muchos prefieran retornar y algunos miles marcharse libremente, exponencialmente donde más ha crecido la colonia exiliada política ha sido en La Moraleja y otras zonas de riqueza parecidas en España.

De los casi 180 países que componen las Naciones Unidas, ¿qué parte representan estos países? Por no hablar de millones de personas; solo China, Rusia, Turquía, Méjico ya suponen un tanto por ciento importante de esta comparado con el Circo  Bélico de Trump.

Por favor Sr. Presidente Sánchez, no nos avergüence más, y si habla con quien sea (usted que según la oposición de derechas de este país, usted está en el gobierno gracias a asesinos y golpistas, etc. Ya tenía que sonarle estas músicas) si habla como presidente debe comunicarnos lo que ha hablado y no dejar que nos lo cuenten los “amigos” del autoproclamado. ¿De dónde surge su legitimidad? Es “president” de la Asamblea Nacional por voluntad de las urnas, las mismas urnas, las mismas elecciones que han se la han dado, según la Constitución Bolivariana, al gobierno actual. ¿En qué quedamos entonces?

No sea cobarde, esperado a recibir instrucciones de la extrema derecha internacional.

¡Dignidad carajo! (Que diría el presidente Chávez)

¡Por Venezuela, carajo!