domingo 27/9/20

Una nueva etapa para la gobenanza mundial a partir de la pandemia del Covid-19

La recuperación industrial mundial en la industria textil

La pandemia del Covid-19 ha sacudido casi todas las inercias sociales, políticas, económicas, sanitarias, culturales, … De forma más inmediata las de cada uno de los países, con desarrollos desacompasados en el tiempo, con rebrotes y segundas o terceras olas, con crisis institucionales, con dificultades para la aplicación de las medidas que día a día pretenden frenar la propagación del virus. Ha incidido en los programas de gobierno de cada uno de los países del planeta y ha provocado también medidas de las instituciones de gobierno mundiales, con un acuerdo histórico en Europa cuya aplicación, por poco eficiente que sea, empujará de forma importante en un sentido que no está claro que todos sus protagonistas hayan asumido: MÁS EUROPA. Un objetivo cuyo desarrollo y la eficacia de cuyos contenidos dependerántambién de la capacidad de las fuerzas progresistas europeas para plantear las propuestas y la movilización social adecuada, para lo cual, por suerte o por desgracia, no tenemos recetas en el catecismo de la política.

Durante los últimos meses y las últimas semanas se han producido iniciativas (económicas, comerciales, de defensa de la libertad sindical agredida) a las que ya me he referido recientemente y en relación con las cuales Víctor Garrido, de CCO-Industria, ha publicado un interesante informe.

En este contexto me parece de gran interés aportar una nueva experiencia que apunta ya la voluntad expresa de abordar los problemas del futuro. Desde cada país, de conjuntos de países como el mencionado Acuerdo europeo, se plantean medidas de “recuperación”, algunas con la más explícita ambición de contribuir a la necesaria construcción de una “nueva normalidad”, a veces de una “mejor normalidad” desde la conciencia de los cambios que se están produciendo y que no nos deben llevar demasiado a volver la vista hacia atrás, sino a asumir que entramos en una nueva etapa en el mundo y en cada uno de sus rincones, una etapa que exige nuevas recetas, nuevas iniciativas, seguramente nuevos colectivos sociales y políticos.

En esta abierta perspectiva hacia el futuro me parece de enorme interés el reciente Acuerdo de INDITEX con el sindicalismo global. Un acuerdo que no sólo pretende hacer frente a la crisis coyuntural que estamos viviendo sino a establecer una pauta para garantizar un futuro de ámbito ya global, es decir que pretende contribuir a la GOBERNANZA MUNDIAL. Éste es el aspecto seguramente más importante y en relación con el cual me parece necesario subrayar algunos aspectos.

Arranca con una nueva y reiterada afirmación de defensa de la libertad sindical, eje esencial para la defensa de los derechos del trabajo. Apunta las necesarias medidas para la protección de la salud y seguridad en el trabajo en las cadenas de suministro, es decir en toda su cadena mundial de subcontrataciones, también de relaciones comerciales e industriales estables que ofrezcan garantías de actividad a medio plazo, así como de los pagos a los proveedores de todos los rincones del planeta.

Incluye también este acuerdo de Inditex con el sindicalismo global la voluntad de la coordinación de todo ello con los gobiernos y las organizaciones patronales de los países en los que se encuentran las fábricas de estas cadenas de producción para el mercado mundial. Expresa su conciencia de la imprescindible implicación en la construcción de la pretendida estabilidad industria y comercial a los que son también partes efectivamente interesadas y por tanto de necesaria corresponsabilización.

Esta iniciativa, la primera firma de IndustriALL Global Union con una multinacional (Inditex en este caso, es decir la primera distribuidora de la moda mundial), con un tal proyecto de futuro, pretende complementarse con acuerdos similares con las más importantes marcas y multinacionales del sector en el mundo. Un desarrollo de la iniciativa por otra parte imprescindible para la eficacia del propio acuerdo al que ahora nos estanos refiriendo.

No me parece un tema menor constatar la firma del documento: no están solamente los directos responsables de la multinacional (Inditex en este caso), del sindicalismo global (IndustriALL Global Union y el Coordinador Sindical global resultado del Comité Sindical Global recién constituido), sino también de los sindicatos de la casa matriz, CCOO y UGT. Un conjunto de responsabilidades imprescindible para la gestión de un acuerdo que ha de constituir un elemento necesario para la gobernanza mundial en la nueva etapa en la que estamos entrando.

Una nueva etapa para la gobenanza mundial a partir de la pandemia del Covid-19