#TEMP
jueves. 30.06.2022

Respuesta a Coscubiela con la mano tendida

La celeridad con la que Coscubiela ha respondido a mi artículo de urgencia me hace albergar la esperanza de que el debate en la izquierda no solo es posible, sino necesario...

La celeridad con la que Coscubiela ha respondido a mi artículo de urgencia me hace albergar la esperanza de que el debate en la izquierda no solo es posible, sino necesario. Buena cosa para los progresistas y para este medio digital que es Nueva Tribuna, que nos permite abusar de su espacio para intercambiar ideas. Yo lo haré de forma sucinta.

Digo intercambiar ideas, no insultos. Lejos de mi intención haberlos utilizado con Coscubiela. De hecho, ni uno solo figura en mi artículo. Lamentablemente, en el suyo sí. Zafio, me llama. Y añade que quizás en mis otras vidas yo mismo haya utilizado o lo hayan hecho contra mí la palabra traidor (que en ningún caso digo que él pronunciara, por cierto). Que no se esfuerce en provocarme: no voy a caer en la tentación, no merece la pena. Tan orgulloso estoy de mi trayectoria personal (que comenzó en 1976 afiliándome con 15 años a la UJCE y prosigue hoy como afiliado al PSOE, fuera de la dedicación profesional a la política en estos momentos) como él de la suya.

Eso sí, le pido por favor que rectifique y retire el insulto citado. Lo mismo que Rubalcaba le demanda en su réplica que lo haga con algunas expresiones en el Diario de Sesiones, como puede escucharse en el vídeo que nos ofrece Nueva Tribuna.

No, mi artículo no responde a ninguna estrategia para presentar como víctima a Rubalcaba, que sabe defenderse solito y muy bien, como se aprecia en el vídeo citado en una intervención que Coscubiela califica de agresiva, prepotente, sobrada y manipuladora: ¡ahí es nada! Ahora, escuchándole, imagino que el líder del PSOE, conocido por su calma, debió sentir lo que muchos militantes socialistas pensamos cuando cada dos por tres alguno de los que se creen en posesión de la patente de la izquierda nos equipara con el PP, con la derecha.

Coscubiela nos asegura que él no piensa que PP y PSOE sean lo mismo. Gracias, muchas gracias. Para a renglón seguido afirmar, por ejemplo, que Zapatero le hizo de sherpa ideológico a Rajoy y que las políticas fiscales de Solbes y Rato formaron parte de un mismo hilo conductor. Bueno, él sabrá cómo se toma la sopa con tenedor. Pero desde luego cualquier miembro de los gobiernos socialistas solo se lo puede tomar como lo hizo Rubalcaba.

Termino ya. Creo que el Pacto sobre Europa suscrito por el PSOE, el PP y otros partidos es positivo como contribución al esfuerzo para variar o complementar la política de austeridad por la austeridad que se ha aplicado hasta la fecha con resultados nefastos. Y también porque los que hemos luchado (en mi caso incluso como constituyente europeo) por una Europa federal sabemos que el pasado, el presente y el futuro de la UE pasa por los grandes acuerdos políticos y sociales, a los que cada uno debe aportar su visión. Haber propuesto y firmado el Pacto, como ha hecho Rubalcaba, no le convierte en sherpa ideológico de Rajoy. Como tampoco haberlo rechazado transforma a nadie en nada negativo.

En fin, mi experiencia es que de estos debates epistolares, como el que estamos teniendo aquí Coscubiela y yo, suelen salir buenas amistades. A él no le conozco personalmente todavía. Pero ya me siento tan cercano a su persona que me gustaría, con lo que significa fineza en español, llamarle Joan a partir de ahora, si me lo permite, y estrecharle la mano con fuerza y fraternalmente como lo que somos: compañeros en la izquierda y gente honesta.

Respuesta a Coscubiela con la mano tendida