sábado. 18.05.2024

Obra inacabada, en construcción: el palimpsesto de Rajoy

Para nuestra desgracia,  los grupos, razas o movimientos prevalentes en distintos tiempos históricos, han procurado hacer desaparecer cualquier rastro de los que les precedieron, sin tener en cuenta si lo que habían aportado era valioso o despreciable. Así, observamos que las diferentes civilizaciones se asientan sobre los restos de las anteriores, casi borrando cualquier vestigio de su existencia.

Para nuestra desgracia,  los grupos, razas o movimientos prevalentes en distintos tiempos históricos, han procurado hacer desaparecer cualquier rastro de los que les precedieron, sin tener en cuenta si lo que habían aportado era valioso o despreciable. Así, observamos que las diferentes civilizaciones se asientan sobre los restos de las anteriores, casi borrando cualquier vestigio de su existencia. Cuando servían los materiales empleados por los anteriores, para asentar las nuevas edificaciones, se hacía sin ningún reparo. Así, encontramos una mezquita convertida en Iglesia o un barrio romano, transformado en celtibérico o un árabe destrozado por la implantación de castellanos.

Pero a las artes no les fue mejor y a los legados escritos, tampoco. Así, vale como referencia ineludible la suerte que corrió la obra de Arquímedes que fue empleada como soporte para reescribir encima textos litúrgicos que se leen de arriba abajo, mientras que el original de Arquímedes se lee de izquierda a derecha. Estos textos antiguos, escritos sobre otro preexistente, en pergamino, borrando de forma imperfecta el anterior y convertidos en guiones para salmodia o libros de oraciones o cosas por el estilo, son ejemplos singulares de los palimpsestos, término que en griego significa grabado nuevamente. Menos mal que el borrado de los textos antiguos suele ser rudimentario y algo se ha podido salvar de los textos originales. En el caso de Arquímedes, nos hubiéramos perdido obras como: Sobre el equilibrio de los planos; Sobre las espirales; Medida de un círculo; Sobre la esfera y el cilindro; Sobre los cuerpos flotantes (única copia conocida en griego); El método de los teoremas mecánicos (única copia conocida); Stomachion (copia más completa de todas las conocidas) y discursos  y comentarios sobre obras de Aristóteles plasmadas en tiempos posteriores.

Una versión de palimpsesto en Geología, se refiere a un yacimiento en el que se hallan mezclados varios estratos y no se puede dilucidar cual es el superior y cual es el inferior o que se presentan mezclados dos cauces como consecuencia de algún movimiento telúrico.

La escasez de papiro o de pergamino y la de papel suscitaron el uso de los textos antiguos en un afán de perdurar las nuevas propuestas. Han sido muchos los autores enterrados en esta práctica, bajo los textos nuevos: Homero o Cicerón son dos destacados autores cuyas obras han sufrido estos implacables avatares. Hoy día no costa que sea esta una práctica usual, porque los medios sobre los que se plasma la información son variados y de otra naturaleza, además de suficientemente abundantes. No obstante todos los sistemas de reescritura o grabación borrando las versiones anteriores son usuales en los medios informáticos que alcanzan todas las esferas imaginables: palimpsestos computacionales.

Pero hay otra forma de generar palimpsestos, que denominaremos cínico o de actitudes reprochables. El genuino ejemplo de este tipo de palimpsesto es el que firma Rajoy en poco más de un año que lleva al frente de la nación. Sobre contundentes afirmaciones contrarias a lo que luego ha desarrollado, escritas en horizontal, de izquierda a derecha, convencionalmente, mientras solamente fueron manifestaciones, propuestas, probablemente con escaso convencimiento de que se tuviera que cumplir lo dicho o prometido después, se escriben las realidades verticales que hacen olvidar a aquéllas. Se dio la circunstancia de que, sin mediar alteración alguna, se enfrentó al escenario real y comenzó la escritura vertical, con unos textos y unas obras muy contrarias a las que se pueden leer en horizontal, eso sí, estratégicamente iniciadas para minimizar los efectos sobre otros ámbitos, como las elecciones andaluzas o las catalanas, por ejemplo Suprimir la revalorización de las pensiones, subida de impuestos, materializada en el segundo Consejo de Ministros, acordando subir el IRPF gradualmente y el IBI. La subida del IVA, parece de auténtico cachondeo, por cuanto las afirmaciones rotundas, fueron muchas y variadas, acusando al gobierno socialista de anti-españolismo por bárbaro y sosteniendo campañas tremendas en contra, pero ha subido el IVA de los chuches, ¡si señor!. Pero, llegado el caso, nos sableó con el IVA escrito en vertical. El copago lo negó Rajoy por activa y por pasiva para escribirlo en vertical, incluyendo a los pensionistas, que pagan sus euros por los medicamentos y los artículos ortopédicos. La Sanidad ha dejado de ser universal, excluyendo a menores de 26 años que no hayan cotizado o a los inmigrantes sin papeles. La base reguladora de la percepción por desempleo se ha rebajado en un 10%; La energía es más cara, en vertical, pese a haber apostado por las nucleares en horizontal. Las Becas de estudios se han reducido estrepitosamente y se han encarecido los estudios universitarios; el número de alumnos por aula se ha aumentado. Las convocatorias de proyectos de I+D+i, se han reducido, diferido el pago y sesgado la concesión, de forma increíble. La reforma laboral no crea empleo y aumenta el paro, está diseñada para el despido. En horizontal negó, estigmatizó la amnistía fiscal, para después en vertical propiciar el escándalo mayor de la Historia de la democracia, con la inclusión en la lista de usuarios de aquél que debe quitar el sueño del PP hoy, el innombrable para Rajoy, Bárcenas. Traerá cola el hecho. Los bancos que fueron objeto de una negativa a ultranza por parte de Rajoy en cuanto al rescate, en lo que insistieron los que hoy se encuentran al frente de Economía y Hacienda, pero han acabado rescatando y nosotros pagaremos la fiesta, por mucho que digan. Por si fuera poco, acaba de incumplir su promesa horizontal sobre el agua, al proponer una iniciativa vertical en la que perjudica a unas regiones (sureste) (en 2005-2006-2007-2008-2009 y 2010 no se hubieran efectuado trasvases con la propuesta actual), frente a otras regiones más improductivas, pero gobernadas por altos mandos del PP, que imponen, condicionan y serán responsables de acabar con el futuro que están destruyendo dinamitando el presente. El penúltimo capítulo que ha  escrito el Gobierno Rajoy, ha sido el de bramar en arameo, en horizontal contra la falta de control del déficit por el Gobierno de Zapatero, según el PP, e imputarle que había sido mayor el déficit entregado al nuevo gobierno que el anunciado, para un año después, en vertical urdir un burdo engaño para tapar la vergüenza de su falta de control del déficit y querer, Montoro, echarle la culpa a Eurostat y un cambio de estadística, que nunca ocurrió como le han afeado desde Europa y su propio excompañero Cascos, que nos ha desvelado que es un mentiroso compulsivo. Ciegos de neoconservadurismo y fundamentalismo económicos y ávidos de arramblar con todo, arruinan poco a poco a un país llamado España. Hasta aquí el palimpsesto de Rajoy. Obra inacabada, en construcción. Queda algo todavía por escribir, pero no debe ser mucho ya; puede agotar su biografía y rematarnos; lo intenta, al menos.

Obra inacabada, en construcción: el palimpsesto de Rajoy