martes 3/8/21

Mayores de 45 años: malditos por el PP

Cuando en el debate televisivo con Rubalcaba, Rajoy dijo no iba a abaratar el despido, muchos de los mayores de cuarenta y cinco años que tenían trabajo respiraron...

Cuando en el debate televisivo con Rubalcaba, Rajoy dijo no iba a abaratar el despido, muchos de los mayores de cuarenta y cinco años que tenían trabajo respiraron. Le podrían votar. Sabían que en el importe de la indemnización por despido estaba su empleo. Cuando después afirmó que no iba a reducir las prestaciones por desempleo, pensaron lo mismo muchos parados. También le votaron.

Hoy muchos de ellos están sin trabajo. La reforma laboral iba dirigida a ellos. Abarató de tal forma el despido y lo desreguló de tal manera que eran el objetivo a despedir.

Llegaron al paro y se encontraron que a partir del sexto mes se les reducía considerablemente lo que cobraban: cobraban un 20% menos que cuando llegó Rajoy y cotizaban, como mínimo, un 50% más.

Después, vieron que el subsidio especial, seis meses que a algunos les podría permitir llegar al de prejubilación, desaparecía. A los que cumplieron los cincuenta y dos, se les dijo que ahora es a los cincuenta y cinco, pero que podrían cobrar el “Prepara”. Fueron a hacer el tonto pidiendo a diez empresarios que les sellaran su curriculum pues se lo exigían en la Oficina de empleo. Hacían el tonto porque ya sabían que no había trabajo. En la Oficina también, pero lo exige el Ministerio. Luego, a algunos les dijeron que como su cónyuge trabajaba, no tenían derecho.

Aquellos que cumplieron los cincuenta y cinco cobrando algún subsidio, han podido solicitar el de mayor de cincuenta y cinco. Los demás, no. Andan deambulando en busca de algún trabajo para poder cotizar y cobrarlo. Son muchos. Trabajan por lo que sea con tal de estar de alta. Les va mucho más en la afiliación que en el salario. Firman nóminas que no cobran, pero ya están cerca, en febrero ya llevaban cinco meses cotizados. Todavía consideran que le deben un favor a quienes les contrataron. Trabajaban quince horas por el autobús y la Seguridad Social.

Llegó marzo. Fueron a sellar a la Oficina de empleo y se encontraron con que cambiaron otra vez las cosas. Ahora no tendrían derecho cuando consiguieran el mes más que les hacía falta: trabajaba su cónyuge y en su casa entraban casi novecientos euros. Decidieron entre los dos que lo mejor era separarse. No podían aguantar diez años sin cotizaciones ni ingresos. Hay que echar una mano a los hijos que están parados, porque están los nietos y…

El lunes irán a solicitar el subsidio por ser mayor de cincuenta y cinco años, ya consiguió el mes que le faltaba. Está sin cónyuge, aunque más unido que nunca a su pareja. Cuando se le aprueba el subsidio le informan que es hasta los sesenta y un años. Dice que debe ser un error, que se jubila a los sesenta y cinco. Le indican que no, que desde el viernes, 24 de mayo, se aprueban hasta esa edad y que deberá jubilarse anticipadamente. No le saben explicar exactamente cuánto va a perder de su pensión: Si el despido es colectivo o por causas objetivas puede ser entre el 18% y el 22,5%. Pero la información más exacta se la darán en la Seguridad Social.

Había pedido dinero prestado para ir saliendo del paso y ayudar a sus hijos. Lo devolvería con la pensión. Desde los catorce años ha trabajado duro. En los últimos años cobraba mil quinientos euros al mes. Ahora no sabe como devolver la deuda.

Este viernes se ha cerrado el círculo. La instrucción del Sepe diciendo que se aprueben los subsidios para mayores de cincuenta y cinco años solamente hasta los sesenta y un años llegó a las Oficinas. Un subsidio que duraba hasta trece años queda reducido a seis. La pensión de jubilación será recortada porque obligan a jubilarse anticipadamente, entre el 18% y el 22,5%.

Los que votaron al PP, estarán tirándose de los pelos: les despidieron con dos duros; les redujeron el paro un 20%; les costó arrastrar su dignidad para conseguir un mínimo de cotizaciones para solicitar el subsidio; se separaron para poder cobrar el subsidio anterior a la jubilación y tener periodo cotizado; redujeron lo que cotizaba ese subsidio en un 20% que les afecta directamente en la pensión; ahora les obligan a jubilarse anticipadamente perdiendo otro 20% de la pensión. No iban a recortar las prestaciones… 

Mayores de 45 años: malditos por el PP