<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 28.09.2022

Esto huele a chamusquina

El Partido Popular de Castilla-La Mancha, con su Presidenta y Secretaria General del PP a la cabeza, sigue en el empeño de mantener vivo un incendio, el del verano de 2005 en Guadalajara, el más grave que haya sufrido nunca nuestra Comunidad Autónoma, removiendo una y otra vez los rescoldos del mismo, sin dejar que la tierra se siente como decimos por aquí, no para conocer la verdad, que se conoce desde el primer día y que los Tribunales sancionaron, sino

El Partido Popular de Castilla-La Mancha, con su Presidenta y Secretaria General del PP a la cabeza, sigue en el empeño de mantener vivo un incendio, el del verano de 2005 en Guadalajara, el más grave que haya sufrido nunca nuestra Comunidad Autónoma, removiendo una y otra vez los rescoldos del mismo, sin dejar que la tierra se siente como decimos por aquí, no para conocer la verdad, que se conoce desde el primer día y que los Tribunales sancionaron, sino para obtener de ello algún beneficio político.

Fue aquel un accidente muy doloroso y desgraciado, como lo son todos en los que, por desgracia, pierde la vida un trabajador, y que nadie, por diversas circunstancias, olvidaremos. Después de muchos intentos de buscar responsabilidades penales en los responsable político y en los técnicos que tuvieron que asumir la dirección de la extinción del mismo, los Tribunales concluyeron el procedimiento condenando, no a los que intentaron apagar el incendio como se pretendió por alguien con intereses políticos muy claros, sino a quienes lo provocaron, encendiendo la barbacoa, como era lo lógico y natural.

Y 7 años después se vuelve a resucitar por parte de la Presidenta, de la Sra. Cospedal el asunto, para reconocer una nueva indemnización millonaria para los familiares de los fallecidos, con el argumento de hacerles así el reconocimiento que no se les había dado. ¡Cuánto cinismo! Una vida nunca tiene precio, y menos cuando es gente joven y trabajadora como la que falleció aquel fatídico día.

Lamento y mucho discrepar. Me parece inaceptable que se intente compensar, con recursos públicos, con otra cantidad adicional a la que ya aceptaron y recibieron los familiares de los fallecidos en su día (más de 350.000 euros a cada una de ellas) y que ha sido la indemnización, con seguridad, más alta que nunca ha recibido nadie en España por un accidente de trabajo de características similares. ¿Algún familiar de los más de 50 fallecidos en los últimos diez años, apagando los incendios de nuestros montes ha cobrado una cantidad similar?. Creo que no.  Y ahora se pretende añadir a aquella cantidad, otra que oscila entre los 60.000 y los 100.000 euros, según los casos. 

Por eso me pregunto una y otra y otras vez: ¿En razón a qué y por qué este empeño, esta Ley? Algo me huele muy mal y mucho más cuando todos los informes técnicos y jurídicos, empezando por los incluidos en el expediente tramitado en la propia Consejería de Agricultura de la Junta y terminando por el Consejo Consultivo de CLM, lo desaconsejan, al no ver razones que lo justifique y mucho menos encaje jurídico (ni tampoco ético o moral, añadiría yo) para aprobar una Ley específica que, como objetivo casi único, se plantea el reconocer una nueva y millonaria indemnización para los familiares de las víctimas.

La mejor forma de homenajear hoy a estos trabajadores, aparte de dejarlos descansar, es cuidando más y mejor nuestros montes, invirtiendo mucho mas en ellos, incrementando las medidas de prevención y de seguridad,  formando a los trabajadores y dotarlos con más y mejores medios técnicos. Por ejemplo incluyendo en el convenio la garantía de un seguro de accidentes para todos los trabajadores del Servicio, por la cantidad de 450.000 Euros. Pero resulta que no es esto lo que está haciendo Cospedal, sino todo lo contrario. Está despidiendo a cientos de los trabajadores de la empresa pública encargada del servicio, precarizando sus condiciones de trabajo, abandonando los montes en invierno y reduciendo fuertemente los recursos económicos destinados a los mismos. Recordemos que el pasado año fruto, entre otras razones, por estas reducciones triplicamos el número de Hectáreas quemadas  respecto a años anteriores en nuestro país.

Y vuelvo a preguntar: ¿Que se pretende pagar con ello?. ¿No se buscara satisfacer con dinero público algún servicio prestado en este asunto?. Quienes nos hablan tanto de déficit y nos imponen un recorte tras otro, nos debieran dar a los ciudadanos, alguna explicación y decirnos las razones de fondo de esta propuesta, y sobre todo la Sra. Cospedal que parece ser la promotora personal y única de la misma.

No se debe ni se puede seguir jugando y menos haciendo política y de la mala, con el dolor de tantísima gente que han vivido y sufrido en y con este doloroso incendio.

Esto huele a chamusquina