viernes 10.07.2020

Primero el ser humano

Acción común para una nueva vida en el planeta

Una campaña para aprovechar la actual crisis provocada por el coronavirus como una ocasión para cambiar el sistema político, económico y social en el que vivimos y situar al ser humano como bien a salvaguardar en su contexto natural y en equilibrio ecológico.

Si las crisis son una oportunidad para la transformación, esta que vivimos nos pone ante el espejo roto de lo que hemos sido y hemos hecho contra la especie humana y la naturaleza. Depredadores y asesinos de la vida y de las relaciones sociales, negadores de los desastres naturales provocados por la mano del hombre y excluyentes de los colectivos más vulnerados.

Ante este panorama, las personas que conforman el equipo del periódico desde abajo han puesto en marcha la campaña #PrimeroElSerHumano que, sumándose al lema más publicado y seguido en estos tiempos “quédate en casa”, reclama una acción “por un cambio en las circunstancias de nuestro mundo, el presente y el futuro, en el cual, con equilibrio ecológico, debemos procurar una realidad totalmente diferente a la vivida hasta ahora por el ser humano”.

La actual crisis provocada por la pandemia de ese virus “monárquico” está poniendo en serio peligro los derechos y libertades de las ciudadanías del mundo. Son muchas las voces que demandan un cambio de rumbo, una salida del sistema para transformar una realidad que nos oprime y excluye. Sabemos que el mundo no volverá a ser lo mismo después de este período, pero hay que evitar que vuelva a ser igual o peor que antes de la irrupción de la COVID-19.

Poner al ser humano primero no es una apuesta desde el antropocentrismo, sino una nueva mirada al mundo para contar con el otro y con la naturaleza; para situar el “nosotras” por delante del “yo”; para que lo social, que enriquece lo individual, esté por encima de lo económico; para que el mundo siga en su proceso de metamorfosis y que ésta sea en pro de toda la humanidad, para que los valores éticos primen sobre los intereses financieros y partidistas.

Se necesita esa “constelación ética” de la que hablaba el maestro Javier Darío Restrepo, entendiendo “que la vida humana se dignifica cuando se vuelve hacia el otro; crece cuando sale de sí y se vive en función del otro; por el contrario, se empequeñece cuando se vuelve sobre sí misma y se repliega en el yo”.

Hay que evitar, como dice Francesca Gargallo, que el temor a la supuesta crisis económica con la que se amenaza a la población ofrezca como única salida a la gente la vuelta a la ´normalidad` del ecocidio que nos gobernaba antes de la epidemia del SARS-CoV-2.

Desde abajo pide la movilización social para evitar que la pasividad termine por legitimar el mismo poder que “ha llevado a la humanidad a la situación que hoy padece”. Hay que aprovechar la “unidad” y la “solidaridad social” que ha aflorado en el aislamiento para escuchar las voces y los sonidos de la gente común, para dar “un grito de esperanza y sueño en un futuro a favor de la humanidad y del conjunto de la naturaleza, hermanados en fraternidad y respeto por un derecho que debe ser común al conjunto de especies y formas de vida que habitamos en esta parte del universo”.

Lee el texto y firma la invitación para unirte a esta campaña en:

https://www.desdeabajo.info/component/k2/item/39322-primero-el-ser-humano.html?utm_source=sendinblue&utm_campaign=PrimeroElSerHumano&utm_medium=email

Primero el ser humano