jueves 28/1/21

Ser buenos patriotas

Parece que estamos llegando al final de este largo y oscuro túnel en el que entramos hace más de cuarenta días. Los niños ya pueden salir a pasear y nos anuncian que el fin de semana lo podremos hacer los adultos. Hay que reconocer las dificultades que han tenido que superar los padres y los críos encerrados en un piso durante tanto tiempo. Nervios de acero, cariño a raudales, mucha imaginación y toneladas de paciencia. Una prueba que marcará sus vidas para siempre.  

Hay que resaltar el civismo de la inmensa mayoría de la población en el cumplimiento de las normas dictadas por el Gobierno. Eso demuestra la responsabilidad de una sociedad que ha dado una gran prueba de madurez. A partir de ahora es necesario que sigamos manteniendo esa responsabilidad en los siguientes pasos que hay que dar. En el periodo que comienza ahora es muy importante que se respeten las normas. Esto no ha terminado aún, el enemigo contra el que luchamos es muy fuerte y para vencerlo hay que confiar en el liderazgo de nuestro Gobierno y cumplir rigurosamente sus dictados. Eso es ser buenos patriotas, cumplir cada uno con su deber para salvar a España y a los españoles, no utilizar la bandera, las víctimas, los insultos y las mentiras para debilitar a quién nos gobierna, porque eso favorece al enemigo, por tanto es una traición.

Seamos buenos españoles, seamos solidarios y respetemos las normas, seamos leales con nuestra familia, con nuestros amigos, porque una vuelta atrás nos sumiría otra vez en la oscuridad y ganarían los malos.

Ser buenos patriotas