#TEMP
viernes. 12.08.2022

Pedro Zerolo, un luchador por la igualdad de derechos

La normalización, el respeto y la convivencia con la diversidad afectiva y sexual es hoy, afortunadamente, una realidad que se va consolidando en la sociedad española. En ese camino de lucha, Pedro Zerolo ha tenido un papel decisivo.

Captura de pantalla 2015-06-09 a las 11.51.50

La normalización, el respeto y la convivencia con la diversidad afectiva y sexual es hoy, afortunadamente, una realidad que se va consolidando en la sociedad española. Este logro no ha sido ni fácil ni rápido. Y en ese camino de lucha, de movilización y concienciación social, Pedro Zerolo ha tenido un papel decisivo.

Hoy en nuestro país ser político, de izquierdas y homosexual es algo cada vez más asumido. Hace 25 años cuando irrumpió Zerolo, no lo era ni mucho menos. Pedro aúno la militancia política, en el PSOE, con un claro protagonismo en las organizaciones de defensa de los derechos civiles de las personas homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales. Durante años desempeñó puestos de la máxima responsabilidad en COGAM y después en la FLGTB. Y mas tarde asumió su compromiso político en el Ayuntamiento de Madrid y en la dirección del PSOE.

Zerolo lo tenía muy claro: sin el avance de la izquierda no era posible el reconocimiento de los derechos civiles de las personas LGTB y a la vez la izquierda no podía eludir ni ser tibia con la firme defensa de los derechos de este importante colectivo. Son dos caras de la misma moneda: la igualdad de derechos tiene que ser para todas las personas sin excepciones.

Además, como socialista coherente, Zerolo tuvo un claro compromiso con las políticas de bienestar social, con los servicios sociales, con la lucha contra la pobreza y la exclusión social. Representó un claro apoyo desde la dirección socialista a las ONGs y movimientos sociales que trabajan por la consolidación y desarrollo del Estado de Bienestar Social. De nuevo hay que decir que Zerolo tenía muy claro que la igualdad no termina en el reconocimiento formal de los derechos civiles y hay queacompañarla con la igualdad real, la igualdad de oportunidades, la igualdad en el acceso al bienestar social.

Pedro era amable, simpático, respetuoso, dialogante, en abierto contraste con tanta gente cavernícola que durante años se burló de él o le atacó groseramente. Fue, sin duda, un ejemplo de político comprometido y honesto, como muchos otros en nuestra democracia.

Cientos de miles de chicos y chicas, de hombres y mujeres LGTB de España, le deben mucho, como también se lo debemos cientos de miles de familias que queríamos para nuestros hijos e hijas un país que asumiera con total normalidad la diversidad. Por todo ello, muchas gracias Pedro.

Pedro Zerolo, un luchador por la igualdad de derechos