miércoles 29/9/21

Carencias en la prevención sanitaria y políticas mediocres

ministerio_285

A propósito de unas polémicas declaraciones del ministro de consumo Alberto Garzón, sobre los riesgos ecológicos y sanitarios que puede producir un exceso de consumo de carne y antes que nada, enviarles dos “recaditos” al presidente de Gobierno, al mismísimo Garzón, a presidencias de CCAA… a la oposición, etc. etc.

1-España está entre los diez países más vegetarianos del mundo, ya que algo más del 10/12% de la población no consume productos de origen animal, eso equivale a casi cinco millones de personas, de las cuales, según diversos estudios, dos tercios son mujeres. Además el descenso de consumo de productos cárnicos desciende considerablemente con la edad y, más o menos, a partir de los setenta años se consume mucho menos.

2-Según el INE y en datos de 2019 (antes de la pandemia) la población en extrema pobreza en España se aproximaba al 15%, es decir casi unos ocho millones de personas no tenían posibilidad alguna de comer  “esos” chuletones,  (hechos,  al punto, medio hechos o poco hechos) a los que se referían Garzón y el presidente Sánchez.

Es decir que al señor Garzón, si descontamos a bebés lactantes le preocupa la salud de unos 25/30 millones de “compatriotas” (ya, de por si esta palabreja me produce ictericia), si a ello descontamos personas con pocos recursos de todas las edades, personas mayores que apenas consumen… etc. etc. La realidad es que se dirigía a la mitad, más o menos, de la población.

En suma, esas polémicas declaraciones han causado gran revuelo, entre las industrias cárnicas, ganaderos, restauradores…  personas que trabajan en el sector y sus sindicatos, en la oposición política, dentro del gobierno de coalición (Ministro de Agricultura, etc.)… en suma, las redes y los medios han “echado humo”.

¿Tenía razón el señor Garzón?... Quizá en el fondo sí, por cuestiones ecológicas y de salud de las personas e, incluso, animalistas. Pero en la forma, un desastre.

¿Cómo un ministro “de la cosa”, sentado en una mesa de Gobierno se atreve a semejante perogrullada? …es que no sabe que la PREVENCIÓN SANITARIA en este país -desde hace años- es “papel mojado”, acrecentada con esta última pandemia.

Tenemos (padecemos) una sanidad CURATIVA y nada preventiva, de forma vergonzante. Tan sólo se administran las “cuatro” vacunas obligatorias de infancia y adolescencia y las de vejez, como la de la gripe y ahora la del covid (por las urgencias economicistas) y poco más.

Los planteamientos ECOLÓGICOS -en la práctica- a pesar de la Agenda 2030 son “papel mojado” para este gobierno del que Garzón forma parte… y para otros gobiernos anteriores (no sólo del PP)… ¿Es que no lo sabe este señor ministro?: Mal asunto.

¿Qué conclusión se saca?: Que hay enormes carencias en la prevención sanitaria, ecológica y de salud, como consecuencia de políticas mediocres y neoliberales.

Son tiempos políticos, a golpe de twitter, de titulares fáciles, de polémicas de laboratorio, de muy poca reflexión, de una enorme falta de diálogo… En suma, de fanatismos políticos, que auguran mucha incertidumbre.

Carencias en la prevención sanitaria y políticas mediocres