#TEMP
lunes. 08.08.2022

Gente con historial

Las últimas encuestas sobre intención de voto para las elecciones generales del 20D auguran un nuevo gobierno del PP.

Las últimas encuestas sobre intención de voto para las elecciones generales del veinte de diciembre auguran un nuevo gobierno del PP. No se equivoca Mariano Rajoy cuando dice que “Aquí hace falta gente con historial”. Los sondeos parecen confirmar que la mayoría de los ciudadanos de este país así lo cree, porque, ¿qué otro partido posee un historial tan fabuloso como el del PP? Un larguísimo historial de actuaciones a caballo entre lo delictivo y lo inmoral, entre la malevolencia y la majadería, entre el despropósito y la inanidad… Y, en fin, es innegable que los españoles tenemos muy poca memoria, lo que, sin duda, es una ventaja electoral fantástica cuando uno se pone a hablar de historiales.

Pero qué quieren que les diga, no quisiera perder mi innato optimismo, mi confianza en la bondad e inteligencia de la gente, así que se me ha ocurrido que, quizá, las encuestas estén, no digo que manipuladas (no seré yo quien dude de la profesionalidad de las empresas demoscópicas), sino algo confusas. Y es que me pongo en el lugar de un entrevistado cualquiera y qué difícil sería para mí no contestar con calculada ironía a las preguntas de mi encuestador sobre ciertos asuntos del historial del partido del gobierno, como por ejemplo los sobresueldos, Bárcenas, la irrupción de la policía en la sede del PP, los ordenadores sin disco duro, el “Luis, sé fuerte” del Presidente, el auge y caída de Rodrigo Rato desde el altar del santo economista, vicepresidente y ministro de todos los milagros, hasta las tarjetas black, las “salas de fiestas”, el fraude de Bankia, la evasión de impuestos…, el incumplimiento sistemático de todo lo prometido en su última campaña electoral y, si seguimos tirando del hilo de esa “gente con historial y experiencia de gobierno” que defiende Rajoy (pongamos que hablamos también de la gestión de Fabra y compañía en la Comunidad Valenciana), seguro que en la encuesta no dejarían de preguntarme por la guerra de Irak o la repulsiva reacción del gobierno del PP tras los ataques terroristas del 11M, mintiendo sin escrúpulos a una ciudadanía aturdida por lo que acababa de ocurrir, propagando la idea de una conspiración de ETA, el PSOE, la policía… en un ejercicio delirante de irresponsabilidad política e inmoralidad.

Un historial fascinante, le diría a mi encuestador, y quién sabe, quizá por teléfono, la ironía pudiera confundirse con llana estupidez.

Gente con historial