<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 08.02.2023

Orgullo también se escribe con H

Escuché muchas veces a Pedro Zerolo decir que el Movimiento LGTB también incluía la H, la de los heterosexuales comprometidos con la defensa de la igualdad y los derechos del colectivo.

COGAM

Me siento orgulloso de formar parte del Movimiento, tal y como lo concebía y expresaba Pedro

Escuché muchas veces a Pedro Zerolo decir que el Movimiento LGTB (LGTBI, LGTIBQ) también incluía la H, la de los heterosexuales comprometidos con la defensa de la igualdad y los derechos del colectivo. Con frecuencia introducía en su discurso este concepto abierto, inclusivo y no patrimonial junto al resto de sus ideas-fuerza. A veces me mencionaba expresamente, acaso en alguna ocasión me buscó con la mirada (al menos lo sentí así), y cuando le escuchaba, mis convicciones se reforzaban y mi compromiso se reafirmaba. En la primera proyección del documental “El viaje de Carla” -con motivo del LesGaiCineMad 2014-, una espectadora intervino para solicitarle que, una vez más, desarrollase esa idea de “la H y su protagonismo”. Y Pedro, con voz firme aunque menguada por su enfermedad, regaló al público de aquel estreno un momento tremendamente conmovedor. Sus palabras eran, a la vez, un reconocimiento y un reto.

Estoy seguro de que la mayor parte del colectivo LGTB comparte esta idea en apariencia obvia, aunque no es frecuente escucharla en actos públicos o leerla en textos de manifiestos, artículos de opinión o entrevistas. Por eso, con el paso del tiempo ha pasado a ser genuina de Pedro, una invitación a la acción made in Zerolo. Al menos para mí. Y la comparto plenamente. Porque los derechos de las personas gays, lesbianas, transexuales, bisexuales o intersexuales son derechos humanos, y por tanto su defensa y su respeto nos corresponde a todos. Sus reivindicaciones son las nuestras. La igualdad nos hace mejores a todos.

LGTBIQ...y H. Expreso mi admiración y rindo homenaje a las valientes madres y padres heterosexuales que defienden a sus hijos, y a todos aquellos hombres y mujeres heterosexuales que, en diferentes ámbitos (educativo, laboral, familiar, sanitario), sienten como propio el compromiso contra la transfobia-bifobia-homofobia-lesbofobia, y en favor de la igualdad y la diversidad afectivo-sexual. A todos los y las heterosexuales que sienten propia la bandera arcoiris y tienen marcada en el calendario la cita anual con las manis del Orgullo.

Mi compromiso personal hunde raíces en mi entorno más cercano, en aquellos años oscuros en los que besar en la calle a una persona del mismo sexo era considerado escándalo público, y se concreta definitivamente en 2004 con la publicación de “El látigo y la pluma”, mi primer libro, tan leído por tanta gente que no dispongo de espacio suficiente para expresar mi gigantesco agradecimiento. Ahora, recibo el Premio Jennifer Quiles del Colectivo Gamá y el Premio Triángulo Audiovisual de COGAM por “El viaje de Carla”. Es el segundo reconocimiento del colectivo madrileño (el primero, en 2004 por mi trabajo en Informativos Telecinco). Podría parecer que se cierra el círculo, que concluye una etapa personal. Se trata, más bien, de la renovación de un compromiso. Como dice Carla Antonelli en el documental, todos los finales se convierten en principios. Y del mismo modo que cuando escuchaba a Pedro, el galardón de COGAM -y el viaje personal de estos meses junto a Carla- me animan a seguir adelante. Aún queda mucho por hacer. 

Me siento orgulloso de formar parte del Movimiento, tal y como lo concebía y expresaba Pedro. Los heterosexuales también somos parte del movimiento. El orgullo también se escribe con H.

Orgullo también se escribe con H
Comentarios